Administrativo Civil Comercial Familia Constitucional Laboral Penal Notarial Academico
in Comercial - 15 May, 2015
by josebula - no comments
Modelo de contrato de joint venture o contrato de asociación a riesgo compartido

Modelo de contrato de joint venture o contrato de asociación a riesgo compartido

En la ciudad de …. .. …, el día……. del mes …… del año …. .., entre los suscritos, a saber: … … y ….personas mayores de edad y vecinos de ………….. ., identificados como aparece al pie de nuestras correspon­dientes firmas, obrando en nuestra condición de representantes legales de las empresas ……….. y ………… respectivamente, sociedades con domicilio principal en … …. ., acuerdan mediante el presente documento, suscribir el contrato de asociación a riesgo compartido, regido por las siguientes cláusulas:

PRIMERA. Objeto. Es el estudio, exploración, montaje y explotación de …. .. (describir la actividad sobre la cual recae el contrato), denominada …. .. …. ubicada en ……………….. (indicar el sitio donde se ejecutará la exploración y montaje, señalando linderos).

SEGUNDA. La ………… cuyos linderos se dejan transcritos pertenece a las sociedades constituyentes, el área que se describe, como aparece en el plano que se adjunta como anexo forma parte de este contrato. La …. fue adquirida legítimamente al Estado por adjudicación que se les hizo, según título número …….., expedido por ……….. de fecha …………, hallándose libre de gravámenes y limitaciones de dominio.

TERCERA. Duración. El presente contrato tiene una duración de …. … años y se dedicará, cómo ya se dijo, a la exploración, montaje y explotación de ……….. especificados en la cláusula segunda. ‘

CUARTA. Inversiones. Acuerdan las partes realizar un aporte inicial de ………….. pesos para dar inicio al desa­rrollo del proyecto. (Se refieren a la suma de dinero invertida en bienes y en equipos que se capitalizan como activos para la operación conjunta y que serán destinadas en interés de la operación).

OUINTA. Confidencialidad. Las partes acuerdan que durante la vigencia de este contrato toda la información que se obtenga en desarrollo del mismo es de carácter confidencial, sin perjuicio de la obligación de suministrar a la autoridad competente todas las informaciones que solicite de conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias vigentes.

SEXTA. Explotación. Para iniciar la explotación conjunta bajo los términos de este contrato, se considera que los trabajos de explotación se empezarán en la fecha en que las partes reconozcan la existencia del campo. SÉPTIMA. Control de operaciones. Las partes acuerdan que conjuntamente son los operadores y como tales

tendrán el control de todas las operaciones y actividades que consideren necesarias para una técnica eficiente y económica, que permita la explotación del área dentro del campo comercial.

OCTAVA. Participación de los socios. Ambas partes son responsables en forma conjunta y solidaria con rela­ción al contrato, y cada uno se obliga a cumplir con su participación en los trabajos a realizarse mancomunada­mente. Los ingresos, costos, gastos, las utilidades y pérdidas serán de acuerdo a la participación en porcentaje de cada uno, así:

(A) ………………………………………… 50% (B) ………………………………………… 50%

NOVENA. Distribución. El …. . .. .., exceptuando el que inevitablemente se desperdicie, será transportado a la sede común de las partes o a otras instalaciones de medición que las partes acuerden. El material será medido conforme a las normas y métodos aceptados y será repartido en las proporciones especificadas en este contra­to.

DÉCIMA. Director del proyecto. Será designado por la junta de socios y por un tiempo equivalente a la dura­ción del contrato; deberá implementar las políticas y decisiones adoptadas por la junta de socios y a su cargo estará la administración diaria de los actividades del consorcio. El director del proyecto, dentro de los términos y condiciones establecidos por la junta de socios, es el representante del consorcio ante cualquier autoridad. El director de proyecto tendrá autonomía administrativa sobre el personal asignado o empleado por el consorcio y no puede ser miembro principal o alterno de la junta de socios. Se acuerda designar para este cargo al señor . ~ DÉCIMA PRIMERA. Ley aplicable. La ejecución é interpretación de este contrato será regulada por las leyes colombianas.

DÉCIMA SEGUNDA. Cláusula compromisoria.

  1. a) Para resolver las divergencias que pudieran surgir como consecuencia de la interpretación y ejecución del presente contrato, ambas partes se someterán a un Arbitraje en Equidad que realizarán los miembros que se designen por …………. (ambas partes, por la Cámara de Comercio de …….. etc.).
  2. b) Ambas partes se someten, para cualquier diferencia que pudiera surgir de la interpretación y cumplimiento del presente contrato, a la jurisdicción y competencia de ………… (la jurisdicción ordinaria o de la jurisdicción arbitral) de la ciudad de ………….

Para constancia se firma por las partes intervinientes.

Firmas


Información Adicional 

[hidepost=0]

La joint venture es una asociación de personas que buscan Llevar a cabo una empresa comercial individual con fines de lucro. para lo cual combinan sus bienes, dineros, efecto, habilidades y conocimientos. De este concepto su e un elemento específico que distingue la joinl venture de los demás 6pos de asociación comercial; su fidelidad restringida al desarrollo de un solo negocio, una sola empresa o un solo proyecto. Sin embargo, lo que se entiende por un solo negocio, empresa o proyecto ha venido ampliándose con el correr del tiempo hasta Llegar a abarcar situaciones que tienen una vocación de permanencia no muy distinta de la de las sociedades de convenio tradiciona­les. Ahora bien, esta definición de joint venture corresponde a lo que podríamos Llamar el concepto jurídico clásico. Hoy en día, en el campo de los negocios internacionales el término joint venture tiene un significado especial, que no necesariamente coincide con el jurídico y que se emplea para designar la asociación de dos b más empresas de distintos países, las cuales combinan sus capitales o su técnica para el desarrollo de un proyecto. Bajo este concepto la forma de la asociación no importa: lo que interesa son las rel3ciones entre si de los inver­sionistas de distintas nacionalidades.

Las siguientes características son esenciales para que se configure este tipo de asociación:

  1. La joint venture debe ser fruto de un contrato bien sea expreso o tácito La relación de partícipes de una joint venture se funda en un contrato y el que las partes hayan creado o no tal tipo de relación entre si depende de su verdadera intención, la cual se determina da acuerdo con las normas generales que regulan la interpretación de los contratos. No se necesita que haya un acuerdo formal especí8co da organizar una empresa conjunta o que los intereses de las partes se fijen definitivamente en tal acuerdo, o que haya un convenio formal sobre la distribución de utilidades. Si se demuestra la existencia de una empresa conjunta, ya sea porque existe prueba directa de up acuerdo mutuo para tal fin o porque de los hechos y circunstancias puede inferirse que se formó tal tipo de empresa, la ley misma se encar­ga de establecer los respectivos derechos.
  2. Cada uno de los participes debe hacer un aporte para el desarrollo de la joint venture, consistente en dinero, bienes, esfuerzos, cono­cimientos, habilidades o cualquier otro activo. Si bien es esencial que exista un aporte de cada uno de los participes en dinero, en especie, o en esfuerzos, los aportes no necesitan ser iguales o de la misma naturaleza.
  3. Los participes deben intervenir conjuntamente en el manejo o desarrollo de la empresa, o tener un derech0 de control mutuo, aun cun­do en algunas jurisdicciones el control mutuo no es elemento esencial de la joint venture. Es más, en términos generales se reconoce que uno de los partícipes de la joint venture puede ser encargado del control de la misma sin que ésta pierda su status de joint venture. El derecho al control no significa que cada parte tenga derecho a interferir a su voluntad en la labor de quien haya’., sido encargado del manejo del instrumentos que se utiliza para el desarrollo de la empresa.
  4. Debe haber ánimo de lucro, elemento este que está implícito en la naturaleza misma de toda operación comercial.
  5. Todos los participes deben tener derecho a percibir su cuota en las utilidades. No es elemento necesario de ésta el que las partes compartan los gastos. Sin embargo, para que exista una joint venture es necesario que las partes acuerden compartir las pérdidas, siendo precisamente este acuerdo uno de los puntos claves que se buscan para determinar si existe o no una joint venture. La presencia de un acuerdo expreso de compartir las pérdidas no es indispensable el acuerdo puede estar implícito si las partes han acordado compartir las
  6. El objeto de la joint venture usualmente debe limitarse al desarrollo de una sola aventura comercial. Probablemente la característica distintiva sobre la cual se ha hecho mayor énfasis es el carácter único o naturaleza ad hoc de la empresa. joint venture participa en muchas formas de la naturaleza de la partnerShip, siendo su principal diferencia que usualmente, aun cuando no necesariamente, se aplica a una sola transacción, en lugar de formarse para el desarrollo de un negocio continuado. Esta diferencia ha ido perdiendo importancia con el correr del tiempo, no solo porque por una parte se admite la posibilidad de forma partnerships para una sola transacción, sino porque el alcance de un aditivo como único. solo. individual es muy relativa. Aun cuando se ha Logrado cierto grado de uniformidad en cuanto al requisito de que la transacción sea ad hoc o la empresa individual, no ha habido tal acuerdo en cuanto al significado de la palabra individual en este contexto. Tal vez lo más que se puede decir es que individual se usa a veces para describir un proyecto determinado, y otras una limitación en cuanto a la duración o el objetivo (de la joint venture).
  7. Por último, puede mencionarse también como característica de las joint venture, específicamente de las que se adelantan entre socie­dades, el que los participes solo comprometen en la joint venture apenas una parte de sus activos, el resto de los cuales está dedicado a otras empresas Los participes preexisten como empresas a la joint venture, tienen otras líneas de negocios, otras funciones económicas y otros intereses tuera de los que tienen en la nueva empresa, la cual, en cierta forma, se vuelve un apéndice de una organización ya estable­cida. Esta característica, que realmente es consecuencia de la característica anterior -la limitación del objeto de la joint venture al desarrollo de un proyecto específico- explica por qué las joints ventures han proliferado en los muchos países. Siendo incuestionable que en el mundo de los negocios modernos muchos proyectos sólo se pueden realizar si se combinan los recursos y la técnica de varias sociedades, y estando prohibida la constitución de partnerships entre corporations, la única forma -de no existir la joint venture- en que dos empresas se podrían unir para desarrollar un negocio que comprometiera una parte apenas de sus activos, sería por medio del complejo mecanismo de la corporation. Existiendo la joint venture que les permite a dos sociedades separadas unirse para una o varias transacciones especificadas pero manteniendo a través de la relación comercial su propia identidad societaria, es lógico que para el desarrollo de unas operaciones que no son totalmente absorbentes haya resultado ideal un tipo no amalgamante de asociación.

En Colombia la joint venture ha sido una figura puramente contractual. El campo donde primero apareció -el de la explotación de recursos naturales- ha sido el campo al cual ha quedado confinada. Si bien en otros sectores -el de la construcción de obras públicas, por ejemplo ­son frecuentes las asociaciones con las mismas características de las joint venture contractuales, el término joimt venture no se utiliza para describirlas. Se habla más bien de “consorcio’, concepto que no está definido ni reglamentado pero que sí aparece consagrado en algunas disposiciones legales recientes.

Las joint venture que se han constituido para la explotación de hidrocarburos y minerales no se denominan “contractuales” o “de capita­les”. Se les llama joini ventures a secas (”contratos de asociación) y por ese término automáticamente se entiende que se trata de una joint venture contractual.

[/hidepost]