Administrativo Civil Comercial Familia Constitucional Laboral Penal Notarial Academico
in Familia - 01 Jun, 2015
by josebula - no comments
Modelo de demanda de adopción

Modelo de demanda de adopción

SEÑOR

JUEZ DE FAMILIA DE …….. (REPARTO)

  1. S. D.

….. ., mayor de edad, vecino de esta ciudad, abogado titulado, identificado como aparece al pie de mi firma, en ejercicio del poder conferido por los Señores …………. y …… …. ambos mayores y de esta vecindad, me permito formular demanda de adopcióm3 de la menor ………….., con fundamento en los siguientes:

HECHOS

PRIMERO: Mis poderdantes, el Señor …………. y la Señora ………………. contrajeron matrimonio en la ciudad de……..el día…….de…de…..

SEGUNDO: Los esposos antes citados son idóneos para la adopción, puesto que Llenan los requisitos exigi­dos por los artículos 88 y ss. del decreto 2737 de 1989.

TERCERO: Mediante resolución número …. del día …. de ….. de …., expedida por el Defensor de Familia, se produjo la correspondiente declaración de abandono de la menor …………

CUARTO: Mis poderdantes han decidido conjuntamente adoptar la menor …. y están dispuestos a ro­dearla de las mejores atenciones y a procurarle las condiciones morales y económicas a su alcance para permi­tir su desarrollo normal.

PETICIONES

AI tenor de los hechos enunciados, me permito solicitar de su despacho lo siguiente:

  1. Que mediante sentencia ejecutoriada se decrete a favor de los esposos …. .. … y ………… ., mayores de edad. de nacionalidad colombiana, identificados con las Cédulas de Ciudadanías Nos. ………. y ………. respectivamente, expedidas en ….. ., la adopción plena de la menor ………………… ., de …. años de edad, nacida en …… .., el día …. de ….. de …., hija de los Señores …………. y …………..
  2. Que se notifique y corra traslado de la demanda y del auto admisorio de la misma al Señor Defensor de Familia respectivo.
  3. Una vez ejecutoriada la sentencia de adopción, ordenar al Señor Notario ………… tomar la nota correspon­diente en el registro civil de nacimiento de ……………
  4. Expedir una copia auténtica de la sentencia a costa de los interesados.

DERECHO

Invoco como fundamento de Derecho los artículos 88 y siguientes del Decreto 2737 de 1989.

PROCEDIMIENTO Y COMPETENCIA

El proceso que debe seguirse es el especial regulada por los artículos 104 y ss. del Decreto 2737 de 1989.

Por la naturaleza del proceso y el domicilio de la menor, es usted, Señor Juez, competente, para conocer del presente proceso.

PRUEBAS Solicito se tengan como medios de prueba los siguientes:

DOCUMENTOS

Registro civil de matrimonio de mis poderdantes, registro civil de nacimiento de la menor, Resolución de abandono de la Defensoría de Familia, últimas declaraciones de renta de mis poderdantes, certificaciones ban­carias y salarios de los mismos; certificación del consentimiento para la adopción, certificación sobre la integra­ción personal del menor con los adoptantes, certificación sobre la idoneidad física, mental, social y moral de los adoptantes; certificado de policía de los adoptantes.

ANEXOS

Me permito anexar a la presente demanda dos coplas: una para el archivo del Juzgado y otra para el traslado al defensor de Familla con sus correspondientes anexos; los documentos aducidos como pruebas y poder a mi favor.

NOTIFICACIONES

Mis poderdantes en …………….. de esta ciudad.

El suscrito recibirá notificaciones en la Secretaria de su despacho o en ………………. de esta ciudad.

Del Señor Juez,

Atentamente,

…………………………….

C.C. No. ………. de …….

T.P. No. ……


Información Adicional 

[hidepost=0]

La adopción es, principalmente y por excelencia, una medida de protección a través de la cual, bajo la suprema vigilancia del Estado, se establece de manera irrevocable, la relación paterno-filial entre personas que no la tienen por naturaleza.

1- Sobre la invocabilidad de la adopción ha dicho la Corte. “Las principales consecuencias de la adopción decretada judicialmente consis­ten en crear una nueva relación de padre e hijo entre el adoptante y el adoptivo que no lo son por naturaleza, por lo cual éste entra a la familia de aquél y queda definitivamente separado de la propia con alguna excepción; esta nueva relación paterno-filial se extiende a la patria potestad. No hay duda de que estas situaciones jurídicas deben ser estables como se logra por la irrevocabilidad, que no se opone a que la sentencia sea revisable en los términos del Código de Procedimiento Civil (art 113) cuando será la oportunidad para que se hagan valer derechos que pudieron ser desconocidos en el juicio, todo como garantía del debido proceso.

Como consecuencia de la solidez y fijeza que la ley quiere darle al nuevo estado civil que se crea con la adopción, el artículo 99 prohíbe las futuras acciones para establecer la filiación de sangre que quedó definitivamente destruida y también el reconocimiento del adoptado como hijo extramatrimonial. Este, sin embargo, puede intentar las acciones tendientes a establecer que eran otros sus padres de sangre, caso en el cual se extingue la adopción” (Corte Suprema de Justicia, Sala Plena, sentencia del 13 de junio de 1991).

2- Sobre la finalidad de la adopción ha expresado la Corte Constitucional: “La finalidad de la adopción es la de crear entre el adoptante y el adoptivo una relación semejante a la que existe entre padres e hijos de sangre. No se busca solamente la transmisión del apellido y del patrimonio, sino el establecimiento de una verdadera familia como la que existe entre los unidos por los lazos de la sangre. AI respecto cabe recordar lo siguiente.

Cuando se discutía el proyecto del Código Civil francés los miembros de la comisión redactora pensaban que la adopción estaba enca­minada solamente a transmitir el apellido y la fortuna del adoptante. De ahí que establecieran requisitos tales como el de la mayoría de edad del adoptivo, para que éste pudiera expresar su consentimiento El primer Cónsul, por el contrario, aspiraba a crear, por medio de la adop­ción, una verdadera filiación. Por eso decía “El hijo adoptivo debe ser como el de la carne y de los huesos”.

AI final, en el que hoy se denomina Código Napoleón no prevaleció la idea de éste, sino la de los comisionados.

Entre nosotros, por el contrario, siempre la adopción ha tenido por fin la creación de la relación padre-hijo. Así, el inciso primero del artícu­l0 290 del Código Civil del Estado de Cundinamarca, de 1859, disponía: “La adopción es el prohijamiento de una persona, o la admisión en lugar de hijo del que no lo es por naturaleza”. Y en la actualidad, el inciso primero del artículo 97 del Código del Menor establece que `adop­tante y adoptivo adquieren, por la adopción, los derechos y obligaciones de padre o madre e hijo legitimo”.

Además, la adopción busca el ingreso a una familia de un menor, pues sólo excepcionalmente es posible adoptar a un mayor de edad, cuando al adoptante haya tenido el cuidado personal del adoptivo antes que éste cumpla 18 años (art. 92 del Decreto 2737 de 1989)” (Corle Constitucional: sentencia de noviembre 30 de 1995).

La adopción únicamente podrá ser solicitada por los interesados en ser declarados adoptantes, mediante demanda presentada por medio de apoderado ante el Juez de Familia del domicilio de la persona o entidad a cuyo cuidado se encuentre el menor.

A la demanda, con los requisitos y anexos legales, se acompañarán los siguientes documentos: 1- El consentimiento para la adopción, si fuere el raso; 2- El registro civil de nacimiento de los adoptantes y el del menor; 3- El registro civil del matrimonio o la prueba idónea de la convivencia   extramatrimonial de los adoptantes, sin perjuicio de las que correspondan a los demás requisitos exigidos por el Código del Menor: 4- la copia de la declaración de abandono o autorización para la adopción, según el caso; 5- La certificación, con vigencia no mayor de seis (6) meses expedida por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar o una entidad autorizada para el efecto, sobre la idoneidad física, mental, social y los adoptantes, y constancia de la entidad respectiva sobre la integración personal del menor con el adoptante o adoptantes: 6- La solicitud de ­adopción suscrita por el adoptante o adoptantes, presentada personalmente por ellos; 7- El certificado vigente de antecedentes penales o p ,,­vos de los adoptantes, expedido por autoridad competente; 8- La certificación actualizada sobre vigencia de la licencia de funcionamiento de la institución donde se encuentre albergado el menor, expedida por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

[/hidepost]