Administrativo Civil Comercial Familia Constitucional Laboral Penal Notarial Academico
in Familia - 01 Jun, 2015
by josebula - no comments
Modelo de demanda de alimentos para menor de edad

Modelo de demanda de alimentos para menor de edad

 

SEÑOR

JUEZ DE FAMILIA DE ………. (REPARTO)

  1. S. D.

mayor y vecina de esta ciudad, identificada como aparece al pie de mi correspondiente firma, obrando como apoderada de la señora …, .., mayor y de esta vecindad, en su calidad de madre de la menor ………. , me permito instaurar demanda de alimentos(14) contra el señor ………….., mayor y de esta vecindad.

HECHOS

PRIMERO: La señora ………….. contrajo matrimonio con el señor ………. el día … de ….. de …..

SEGUNDO: De esa unión nació la menor…………… el día …… de ………. de ………. TERCERO: El señor ………….. ha incumplido sus obligaciones alimentarías para con la menor desde hace

CUARTO: El mencionado señor …. …… tiene capacidad económica, pues trabaja en la compañía ……. . .. , empresa en la cual está actualmente desempeñando el cargo de subgerente administrativo:

PETICIONES

Basado en los anteriores hechos, le solicito:

PRIMERO: Condenar al señor …. .., mayor de edad y vecino de la ciudad de …. .. a suministrar alimen­tos a su hija menor …. , en cantidad igual al ….. de su salario y prestaciones sociales de toda índole.

SEGUNDO: Ponerle de presente al demandado las sanciones legales a que puede hacerse acreedor por in­cumplir con lo resuelto por su Despacho en la fijación provisional o definitivamente.

TERCERO: Comunicar a la empresa …. ., para que efectúe las retenciones del caso y para que las con­signe a órdenes de su Despacho.

PRUEBAS

Solicito tener como pruebas las siguientes:

DOCUMENTAL: 1. Registro civil de matrimonio de las partes.

  1. Registro civil de nacimiento de la menor ……………

TESTIMONIAL: Le ruego recibir las declaraciones de las siguientes personas para que depongan sobre los hechos de la demanda. (Nombrarlas e indicar sus direcciones).

INTERROGATORIO DE PARTE: Sírvase fijar fecha y hora para la diligencia en que interrogue personalmente al demandado.

NOTIFICACIONES

Mi poderdante en la calle ….. No. …. de esta ciudad. El demandado en la calle …… No. …. de esta ciudad.

La suscrita en la secretaría del juzgado o en la oficina …. de la calle ….. No. ….. de esta ciudad.

DERECHO

Invoco como fundamento de derecho las siguientes reformas: Art. 69 y ss., arts. 75 y ss, y arts. 133 artículo 9 del decreto 2737 de 1989.

ANEXOS

Me permito anexar Vos documentos enunciados; el poder y copias de la demanda pana el archivo y para el traslado y certificación salarial del demandado.

PROCESO Y COMPETENCIA

El proceso a seguir es el señalado en el Decreto 2737 de 1989.

Por la naturaleza del asunto y por la vecindad de la menor, es usted competente; Señor Juez, para conocer de este proceso.

ALIMENTOS PROVISIONALES

Solicito que mientras se decida la acción, se sirva, 5eñor Juez, decretar el pago de alimentos provisionales d cargo del demandado, en cuantía igual al …. % de su salario y demás prestaciones.

Del Señor Juez,

Atentamente,

……………………

C.C. No. ……. de ……….

T.P. No. …….


Información Adicional 

[hidepost=0]

Desde el mismo derecho antiguo los alimentos se han entendido como todo lo que necesita una persona para vivir, no ha sido enton­ces considerado el concepto en sentido restringido que sólo identifica el término con la comida, sino de manera amplia, todo lo que es indispensable para la subsistencia, que comprende la satisfacción de las necesidades para poder vivir conforme a la posición social en el medio en que se vive.

Nuestro Código del Menor cuando establece en su art. 133 que “se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, , ;habitación, vestido, asistencia médica, recreación, formación integral y educación o instrucción del menor…”, está teniendo en cuenta ente el criterio amplio de la expresión estimando las normales necesidades que se deben satisfacer a la persona del alimentario para a o pueda subsistir es lo que se conoce como alimentos congruos, que conlleva el desarrollo normal del alimentario, conforme a su

social, en el medio en que se desenvuelve o que viva, y trae un nuevo concepto en su definición, que es la “recreación”, porque la . vida del hombre no sólo requiere atención material u orgánica, sino una conformidad y desarrollo espiritual a través del esparcimiento y la sana diversión, pues se trata de todo lo necesario para la vida es por eso que también comprende los gastos para la conservación de la salud, bien de manera preventiva o para recobrarla cuando hubiere enfermedad, de allí que el juez deba ser cuidadoso al fijar su cuantía frente a las necesidades domésticas y a la capacidad económica de quien tiene que darlos, apreciando que lo que se va a satisfacer co­mienza con el sustento hasta la recreación. Eso nos permite concluir más ordenadamente que los alimentos conllevan:

a- El sustento, la comida, el vestido y el alojamiento. Es decir lo que se requiere para la comida para dar energía al cuerpo, para su vigor, para disponer de la habitación, un techo donde vivir, lo que atañe a la presentación personal del alimentado, sus uniformes de colegio etc.. b- Los gastos de educación instrucción y formación integral. Como la obligación alimentaría es un efecto del parentesco, hay que recordar que cuando tiene que ver con los hijos de parte de los padres, basta tener presente que ella sería una simple consecuencia del deber de establecer­los que comprende dirigir de la manera más idónea su crianza, educación y formación integral. Por eso no obstante a que este deber es mas estricto con los menores, lo hemos entendido siempre como extendido hasta la obtención de una carrera universitaria o un título profesional :. persona tiene la vocación suficiente para ello eso justamente es de lo que se trata el establecimiento, para garantizar que el menor sea un buen adulto, arts. 257, 258, 264 C.C. El padre debe criar, educar y formar al menor dentro del hogar, desde allí debe inculcarle las buenas costumbres y para ello cuenta con el escenario adecuado y propicio que es ese hogar en donde debe comenzar a enseñarle los primeros valores. Io bueno lo malo, el respeto y la solidaridad y analizar sus aspiraciones frente a la vida para que pueda ser útil a la sociedad.

El padre debe compenetrarse con las preocupaciones de sus hijos, facilitar su desarrollo físico y moral ayudarlo a superar los problemas o dificultades en procura de su bienestar, en la familia, en sus amistades, en el colegio, el padre en su dirección al menor debe corregido mediante el diálogo. Enseñarles urbanidad y cortesía, explicarles la naturaleza de las cosas Los padres deben estar completamente de acuerdo en la educación del hijo pues nada más nocivo y confuso para el menor que recibir una orden de su madre y otra de su padre Los padres deben estar unidos y aliados en el momento de corregirlos, pues de lo contrario el pequeño puede convertirse en un niño rebelde, agresivo, terco y desobediente, defectos que proyectará con mayor probabilidad en el mañana.

La obligación alimentaría comprende cubrir los gastos de educación de los mayores y mucho más cuando se trata de los hijos y cónyu­ges, Decreto 2820174.

La formación integral comprende las orientaciones, correcciones y ejemplos, encaminados a darle al niño y al impúber una personalidad recta, honesta y particularmente responsable, ello tiene intima relación con el cuidado y custodia por lo que el legislador suele unir estas prestaciones para determinados efectos. Por ejemplo cuando autoriza al juzgador para imponerle al alimentante como medida correctiva el no escucharlo en el proceso de fijación o de revisión de cuota alimentaría en sus reclamaciones “de custodia y cuidado personal en ejercicio de otros derechos sobre el menor”, mientras “el deudor no cumpla o se allane a cumplir la obligación alimentaría que tenga respecto del menor’, art. 150 C. del M.

En los casos extremos cuando ya se ha probado todo y el niño sigue haciendo males, es necesario la ayuda psicológica, ya que ese comportamiento puede ser la manifestación de problemas familiares de pronto complicados.

c- La asistencia medica. Los gastos necesarios para la atención y conservación de la salud, para mantener la salud y la integridad corpo­ral, se debe estar atento para brindar protección al alimentario, mucho más cuando se trata del hijo, para que se mantenga sano, la fijación de la cuota de alimentos debe tener en cuenta todos estos aspectos.

d- La recreación. Busca complementar el desarrollo físico, intelectual social y moral con una distracción y esparcimiento sanos para con­seguir una tranquilidad psicológica y espiritual, satisfacer esta necesidad pueda asistir a los lugares recreacionales que se extienden a viajes, paseos, juegos, conocimiento de lugares, todo lo que contribuya además del descanso a darle cultura y civismo. Es también estimu­lar la creación de cosas nuevas, además de proporcionar diversión y descanso y todo esto debe darlo quien cuide al menor y lo custodie:

e- Se le deben alimentos a la mujer embarazada. Se le debe proporcionar. en consecuencia Ios gastos que demanda el embarazo y el parto para ello puede el juzgador oír a expertos para que conceptúen sobre las clases de gastos que requiera el embarazo y los que exija el parto. Obviamente que estos alimentos puede pedirlos la madre al marido, cuando tenga derecho, bien porque el padre del concebido no nacido, el nasciturus, sea su padre legitimo, cuando proviene del matrimonio, o bien porque se trate del embarazo proveniente del p.: ­extramatrimonial que lo ha reconocido bien voluntariamente o por proceso judicial de filiación, arts. 133 y 135 del C. del M.. De todos mc. . :, es fundamental la atención de la madre en los períodos prenatal, perinatal, del parto, puerperal y postnatal. Si es cierto que el legislador protege la vida del que está por nacer, también lo es que no puede crear una dicotomía de derechos: uno para la mujer o la madre embarazada y otros para el concebido, porque uno y otros confluyen en derechos para la madre. Ese debe ser el criterio orientador para los funcio­narios que se involucren cumpliendo sus deberes en el campo alimentario.

Naturalmente que para cumplir todo ese contenido del concepto de alimentos hay que contar con una regulación o fijación de la cuota alimentaría conforme a las necesidades de quien pide y a la rapacidad y necesidades domésticas y familiares de quien debe dados, pues se trata de derecho de familia y hay que amparar tanto al alimentado como al alimentante, teniendo en cuenta lo dispuesto en el art. 156 del C.S. del T..

Para tener derecho a disfrutar de los alimentos en la concepción amplia que ya define el art. 133 C. del M. y en la que antes la doctrina ya había puntualizado, se necesita que se den estos requisitos.

a- Debe acreditarse el vínculo de parentesco entre alimentado, quien los pide y entre el alimentante, quien los debe dar; o el supuesto de donde nazca la obligación como el estado civil entre cónyuges.

b- La capacidad económica de quien debe darlos, consultando sus necesidades domésticas y familiares. c- Las necesidades de quien los pide y la imposibilidad de obtener el sustento mediante su trabajo.

d- Que un texto expreso del legislador le otorgue el derecho a exigir los alimentos, el requisito más obvio.

Para el primer requisito sólo basta Ilevar la acreditación de la existencia del parentesco, cuando el alimentario es pariente del alimentante, la obligación alimentaría se recuerda nuevamente, es uno de los principales efectos del parentesco, en ese sentido habrá que demostrar mediante el acta del registro civil pertinente, en fotocopia autenticada, ese parentesco, o mediante la certificación que expide el notario de la existencia de ese vínculo, con base en el acta en donde está asentado el registro; o el supuesto de la obligación, el acta de registro del matrimonio o certificado expedido por el notario de Ia misma manera anteriormente expuesta. El cónyuge como se sabe no es pariente de su otro cónyuge pero a él la ley le da derecho a solicitar los alimentos a su otro esposo.

En el caso de la adopción, la prueba del parentesco opera exactamente como en el caso de la filiación legítima o extramatrimonial. Dentro de este mismo requisito es necesario precisar que si bien el art. 411 C.C. señala a qué personas se le deben alimentos, el art.416 indica el orden preferente y excluyente en que se debe dirigir la acción al demandado. De manera que si A es donante y no ha rescindido 0 revocado la donación, no podrá pedirle alimentos a persona diferente del donatario para que éste de los bienes donados o de los suyos propios, asigne a efecto o titulo de propiedad o de un usufructo vitalicio lo que se estime necesario para los alimentos habida proporción a la cuantía de los bienes donados: Cuando el donante no se reservó lo necesario para su congrua subsistencia, art. 1465 C.C.

Si A es padre y tiene cónyuge debe demandar primero a su otro esposo, si éste Carece de bienes, a sus descendientes, cuando éstos tampoco tienen capacidad económica a sus ascendientes y si tampoco tienen recursos económicos a sus hermanos legítimos. Yo no puedo demandar a mi hermano legitimo por alimentos si tengo cónyuge, hijo, padre, porque el demandado alegará inexistencia de la obligación con base en el art. 416 C.C..

Para el segundo requisito, al tiempo que hay que tener en cuenta la capacidad económica del alimentante se deben considerar también,  sus necesidades domésticas y familiares, art. 419 C C. Además, que la ley laboral, el art. 156 C. S. del T le reserva al dador de los alimen­tos el 50 % de lo que produce, o de lo que tiene o devenga para atender su congrua subsistencia. El Código del Menor establece en este sentido en el numeral lo del art. 153 que cuando el demandado es asalariado y a consecuencia de la demanda de alimentos se ordena al pagador o al patrono en donde el demandado labora el descuento hasta el 50% de su sueldo y consecuencias laborales, se debe tener en cuenta que el descuento opere sobre el sueldo hechas las deducciones de ley. Criterio que resulta aplicable sin miramiento alguno para cualquier sujeto pasivo de la obligación que se comenta.

Entonces sólo se dan alimentos cuando quien los debe tenga capacidad para darlos, porque cuando carece de bienes no podrá dar lo que no tiene, así la ley especifica, el C. del M. en su art. 156 presume que en todo caso el alimentante devenga el salario mínimo mediante ) presunción que se puede desvirtuar con la realidad de no estar devengando nada o porque no se tenga nada.

[ En cuanto al tercer requisito, es inequívoco estimar que la necesidad del alimentado debe estar acompañada de su imposibilidad de ob­tener su sustento mediante sus propios medios, el trabajo. por ejemplo o también, cuando pudiendo obtenerlos no produce lo suficiente para su subsistencia; pudiendo demandar el complemento de lo que necesita para vivir. Por eso cuando el demandante tenga bienes suficientes y ellos no, le produzcan nada, debe venderlos o cambiarlos para que le produzcan para sus alimentos, porque en esas circunstancias no tendría derecho a que se le alimente, art. 420 C.C.; la ley no tiene como finalidad favorecer a los avaros, en el caso que pueda hacer el “”, a la venta de los bienes improductivos”. (Alcides Morales Acacio, Lecciones de Derecho de Familia,,Grupo Editorial Leyer, Págs. 330  y ss).

[/hidepost]