Administrativo Civil Comercial Familia Constitucional Laboral Penal Notarial Academico
in Comercial - 12 May, 2015
by josebula - no comments
Modelo de estatutos (para constitución) de sociedad colectiva

Capítulo Primero

NOMBRE, ESPECIE, DOMICILIO, OBJETO Y DURACIÓN DE LA SOCIEDAD

Art. 1º. La sociedad girará bajo la razón social “….. y HERMANOS”, tendrá el carácter de sociedad regular colectiva (2) de comercio, con domicilio principal en la ciudad de ….., Departamento de ….., República de Colombia, pero ella se reserva la facultad de mudar su domicilio y de darse otro u otros, así como también la de crear sucursales y agencias en otros lugares dentro o fuera del país.

Art. 2º. El objeto social versará primordialmente sobre: …….

Art. 3º. La sociedad durará por el término de veinte (..) años, contados a partir del día primero de enero del corriente año, fecha desde la cual inició operaciones esta Sociedad, término que podrá ser prorrogado o darse por expirado antes de su vencimiento, en las condiciones y mediante el lleno de los requisitos que se establecen en los presentes estatutos;

Capítulo Segundo

CAPlTAL Y SOCIOS

Art. 4º. El capital de la sociedad es de ….. DE PESOS ($…..) moneda legal colombiana, el cual para todos los efectos que fueren necesarios se considera representado o dividido en …. MIL PESOS ($…..) derechos o partes de interés de un valor nominal de ….. PESOS ($…..) cada uno, derechos o partes que no estarán representados por títulos ni son negociables en el mercado pero si pueden cederse por escritura pública previo cumplimiento de los requisitos que más adelante se estipulan.

Art. 5º. El capital social y los derechos o partes de interés en que se halla dividido, ha sido aportado por los socios constituyentes así: Por ….. ….. MIL PESOS ($…..) derechos o partes por valor de ….. PESOS ($…..) cada uno, decir en total ….. MILLONES PESOS ($…..). Por ….. . … MIL PESOS ($…..) derechos o partes por valor de ….. PESOS ($…..) cada uno en total …. MILLONES DE PESOS ($…..). Por ….. .. .. MIL ($…..) dere­chos o partes, por valor de ….. MIL PESOS ($…..) cada uno, para un total de ….. MILLONES PESOS ($…..). Suman los anteriores a portes el capital social, ….. MILLONES DE PESOS ($…..) moneda legal colombiana.

Art. 6º. Los socios han suscrito y pagado íntegramente sus respectivos aportes, a entera satisfacción de la sociedad y los socios, en la forma que seguidamente se dice: Los socios ….. y ….., en dinero efectivo que entre­garon a la sociedad y que ésta declara recibido; y el socio ….., mediante el traspaso que hizo a su favor de la sociedad del bien que más adelante se determina.

Capítulo Tercero

DIRECCION Y ADMINISTRACION DE LA SOCIEDAD.

Art. 7º. La sociedad tiene los siguientes órganos de dirección y administración: A) La Asamblea General de Socios B) La Junta Directiva; y C) Un Gerente General, un Gerente Administrativo y un Gerente de Ventas. PARÁGRAFO . La disposición de este artículo obedece a la delegación expresa e irrevocable que la totalidad

de los Socios hace de las facultades directivas y administrativas que de derecho les corresponden a todos y cada uno de ellos, a favor de los expresados organismos.

Art. 8º. La Administración, Representación y uso de la razón social, por delegación expresa de los socios, co­rresponde al Gerente General, al Gerente Administrativo y al Gerente de Ventas, quienes a este efecto podrán obrar conjuntamente o separadamente. Esta delegación, que obliga igualmente a los causahabientes de los socios a cualquier título, no se opone a que la Gerencia General, la Gerencia Administrativa y la Gerencia de Ventas queden sometidas, en cuanto a la Representación y Administración de la Sociedad, a lo prescrito en los estatutos de la Compañía.

Capítulo Cuarto

ASAMBLEA GENERAL DE SOCIOS

Art. 9º. La Asamblea General de Socios se compone de todos los socios de la compañía y a ella correspon­den la plenitud de las facultades directivas y dispositivas, cuyo ejercicio queda sometido a las reglamentaciones contenidas en los estatutos de la Compañía.

Art. 10. La Asamblea General de Socios se reunirá en forma ordinaria cada seis (6) meses en el domicilio so­cial de la Empresa, en la fecha y hora que determine el Gerente General o el Gerente Administrativo o el Geren­te de Ventas, mediante aviso dado por escrito a los socios con cinco (5) días de anticipación por lo menos. También se reunirá extraordinariamente, en cualquier tiempo, en el domicilio social de la Empresa o en el que de común acuerdo determinen los socios, por convocatoria hecha por !a misma Asamblea, o por la Junta Direc­tiva, o por uno de los Gerentes o por un número de socios que representen las dos terceras partes del capital social, en este evento. La convocatoria deberá hacerse por escrito y con anticipación no menor de diez (10) días a la fecha fijada para su reunión.

Art. 11. Las reuniones de la Asamblea General de Socios serán, presididas por el Gerente General cuando és­te sea socio de la Compañía, y a falta de éste o si no tiene el carácter de socio, por la persona que designa los concurrentes. A cada socio le corresponderán tantos votos o cuantos derechos o partes posea en la Sociedad. Actuará como secretario, la persona que designe el Presidente.

PARÁGRAFO. Las deliberaciones, resoluciones y, en general, todas las actuaciones de la Asamblea General, se harán constar en un libro de actas previamente registrado en la Cámara de Comercio de la ciudad de ….. y cada acta será autenticada con la firma del Presidente y del Secretario.

Art. 12. Constituirá quórum para deliberar y decidir en la Asamblea General, la asistencia de la mitad más uno de los socios, siempre que estos representen por lo menos el cincuenta y uno por ciento (51 %) del capital social y salvo que se trate de tomar decisiones para las cuales los estatutos requieran votación especial.

Art. 13. Cuando haya empate en cualquiera elección o votación que se efectúe en la Asamblea, se hará de nuevo la elección o la votación en que ello ocurra, y si se repite el empate se entenderá negado lo que se discu­te o en suspenso el nombramiento que se proyecte.

Art. 14. Son funciones de la Asamblea General de Socios: A) Designar la Junta Directiva, el Gerente Adminis­trativo, el Gerente de Ventas y el Revisor Fiscal en el evento de que se considere conveniente crear este último cargo, como también determinarles el período de su ejercicio, fijarles o no remuneración y removerlos libremen­te; B) Examinar, objetar y fenecer definitivamente las cuentas y el balance que el Gerente General o quien lo represente, debe presentar al final de cada ejercicio social C) Considerar el informe y proyecto sobre distribu­ción de utilidades o cancelación de pérdidas que anualmente presente el Gerente General, y decretar las distri­bución de utilidades y su forma de pago; D) Crear fondos de capitalización y de reserva que considere conve­nientes y disponer acerca de las utilidades con que hayan de mantenerse y acrecentarse E) Reformar los pre­sentes estatutos y decretar la transformación, la fisión o incorporación de la sociedad en otra u otras y con otra u otras compañías; F) Decretar la prórroga de la Sociedad y su disolución extraordinaria en los casos y con el Lleno de los requisitos previstos por los estatutos; G) Decretar la enajenación, el aporte ó gravamen de la totali­dad de los bienes sociales y la formación de nuevas sociedades de cualquier clase autorizando para ello a alguno de los tres Gerentes o a la persona en quien para casos concretos quiera la Asamblea General delegar la ejecución o formalización del acto acordado; H) Aprobar o improbar la cesión de derechos o partes de interés social a favor de extraños; I) Crear el cargo de Revisor Fiscal si lo considera necesario; J) Autorizar a los Geren­tes o a quien haga sus veces, para la celebración de contratos cuya cuantía exceda en cada caso de ….. MI­LLONES DE PESOS ($……) moneda corriente; K) Dictar con sujeción a las normas legales y estatutarias el procedimiento que debe regir la liquidación de sociedad, designar liquidador o liquidadores y fijarles su remune­ración; L) Autorizar a cualquiera de los Gerentes o a quien haga sus veces, para que actúe en representación de la Sociedad en el otorgamiento de la respectiva Escritura en donde se consagren las disposiciones de la Asam­blea; M) Delegar en la Junta Directiva las atribuciones que estime convenientes para uno o varias negociaciones claramente especificadas y determinando las funciones que delegue en cada caso; N) Aprobar la enajenación gravamen o limitación de los bienes raíces de la sociedad como también dichos actos o contratos que no tengan relación con el objetivo primordial de la Sociedad; 0) Aprobar o improbar el cambio de domicilio de la sociedad, la creación de nuevos domicilios y el establecimiento de Sucursales o Agencias; P) En fin ejercitar todas las funciones administrativas y, dispositivas que como órgano supremo de la Sociedad le corresponda, como tam­bién las que estime convenientes a la buena marcha de la Sociedad y que no estén asignadas de manera ex­presa a la Junta Directiva o a los Gerentes.

Art. 15. Se requerirá el voto favorable de los socios que representen por lo menos el setenta y cinco por ciento (75%) del capital social, para los siguientes asuntos: A) Decretar aumento de capital, disolución extraordinaria de la Sociedad, funciones o transformaciones de la misma y su ingreso como socio a otras Compañías. B) Ena­jenación, gravamen o limitación de los bienes raíces de la sociedad; c) Celebración de actos o contratos com­prendidos dentro del objetivo principal de la Sociedad D) Cualquier reforma de los presentes estatutos; y E) la admisión de nuevos socios o la cesión de interés social a extraños.

Art. 16. Para las decisiones de la Asamblea General de Socios que deban ser legalizadas por escritura pública y el subsiguiente registro bastará que cualquiera de los Gerentes o quien haga sus veces cumpla a nombre de ésta y/o de los socios estas formalidades, para lo cual todos y cada uno de ellos confieren desde ahora poder especial, debiendo en tales casos insertar en la escritura pública correspondiente copia autenticada, por el Pre­sidente y el Secretario de la Asamblea, del acta aprobada en que consten las decisiones de que trata.

PARÁGRAFO. En las reuniones de la Asamblea General los socios podrán hacerse representar por sus apo­derados generales, o por los apoderados especiales que constituyan al efecto mediante carta dirigida a uno cualquiera de los Gerentes.

Capítulo Quinto

JUNTA DIRECTIVA

Art. 17. La Junta Directiva se compondrá de tres (3) miembros principales con sus respectivos suplentes per­sonales.

Art. 18. La Junta elegirá de su seno, por mayoría de votos su propio Presidente y su Vicepresidente, quien re­emplazará a aquél en caso de falta absoluta o temporal, pero si la falta fuere absoluta se procederá en primera oportunidad a elegir Presidente por el resto del período.

Art. 19. El período de los miembros de la Junta Directiva será de dos (2) años contados a partir de su elec­ción, y pueden ser reelegidos indefinidamente.

PARÁGRAFO. Se entenderán reelegidos los miembros de la Junta Directiva, si vencido el período no se hubiese hecho nueva elección.

Art. 20. Toda decisión de la Junta Directiva se adoptará por mayoría de votos, sin consideración alguna al ca­pital que los miembros de ella puedan representar.

Art. 21. La Junta Directiva se reunirá ordinariamente una vez al mes por lo menos y podrá reunirse extraordi­nariamente cuando uno de los Gerentes o de sus Miembros lo exija por escrito. Actuará como Secretario la persona que elijan los mismos.

Art. 22. Son funciones de la Junta Directiva: A) Elegir su Presidente, su Vicepresidente y su Secretario; B) Crear los empleos que considere necesarios y fijar las asignaciones respectiva; C) Estudiar y decidir definitiva­mente sobre el reglamento interno de la sociedad que presentarán los Gerentes como también sobre las modifi­caciones posteriores que se introduzcan a dicho reglamento; D) Estudiar la realidad y exactitud de los inventa­rios, cuentas y balances de la sociedad, en cualquier momento y antes de presentarlos a la consideración de la Asamblea General de Socios; E) Convocar a la Asamblea General de Socios a sesiones extraordinarias, cuando lo juzgue conveniente; F) Autorizar a los Gerentes para la celebración de actos o contratos que impliquen a la Sociedad, en cada caso, obligaciones por un valor que exceda de ….. . MILLONES DE PESOS ($…..) G) Estu­diar, modificar y aprobar los presupuestos de rentas y gastos que los Gerentes sometan a su consideración; H) Aclarar el sentido de los artículos de estos estatutos cuya redacción ofreciere dudas e informar de éstas y de las contradicciones que encontrare entre dos o más artículos a la Asamblea General de Socios para que aprue­be lo que considere conveniente; I) Presentar a la Asamblea General en sus reuniones ordinarias una memoria razonada sobre la situación de las Sociedad, complementaria del estudio previsto en el literal D) de este mismo artículo, como también un concepto sobre el régimen económico de administración y aconsejar las providencias que demande el cumplimiento del contrato social y el común interés de los socios. Esta atribución la ejercerá la Junta Directiva en caso de que, en su concepto, no sea suficiente el informe de los Gerentes, o de que quisiere aclararlo o adicionarlo; J) Proponer a la Asamblea General de Socios el proyecto de distribución o pérdidas; y k) Las que especialmente le delegue la Junta General de Socios.

Capítulo Sexto

GERENCIA GENERAL, GERENCIA ADMINISTRATIVA Y GERENCIA DE VENTAS

Art. 23. La administración, orientación y gobierno de la Sociedad lo mismo que el uso de razón social, judicial y extrajudicialmente, estarán a cargo, conjunta o separadamente, del Gerente General, del Gerente Administra­tivo y del Gerente de Ventas, salvo las restricciones que sobre el particular se consagran en estos asuntos.

Art. 24. Cualquiera de los mencionados Gerentes es representante legal de la Sociedad y a ellos corresponde privativamente el uso de la razón social o firma social, personería que como ya fue dicho podrán ejercer conjun­ta o separadamente.

Art. 25. En caso de falta temporal del Gerente Administrativo o del Gerente de Ventas hará sus veces el Ge­rente General y a falta de éste el Gerente Administrativo y el Gerente de Ventas, en su orden.

PARÁGRAFO. Las faltas absolutas hasta que se haga nueva elección por la Asamblea General serán llena­das por el funcionario de mayor categoría, a cuyo efecto se establece la siguiente jerarquía: Gerente General. Gerente Administrativo y Gerente de Ventas.

Art. 26. En el ejercicio de sus funciones cualquiera de los Gerentes, dentro de los límites y con los requisitos que señalen los estatutos tendrán amplias atribuciones dispositivas y administrativas. Las referidas atribuciones consisten en enajenar, adquirir, transigir, desistir, comprometer, arbitrar interponer todo género de recursos, comparecer en los juicios en que se dispute el dominio de los bienes sociales de cualquier clase, que sea mu­dar la forma de dichos bienes y darlos en hipoteca o prenda o gravarlos y limitarlos o enajenarlos a dar y recibir dinero mutuo, celebrar contratos en que la sociedad entre como socio o accionista de otra u otras compañías delegar total o parcialmente sus facultades en apoderados judiciales o extrajudiciales que constituya, celebrar el contrato de cambio en todas sus manifestaciones y firmar letras, libranzas, pagarés, giros, cheques y cuales­quiera otros instrumentos negociables, así como negociar esos instrumentos, tenerlos, cobrarlos pagarlos descargarlos, etc., y, en una palabra, asumir la completa representación de la Sociedad con las restricciones establecidas en los estatutos de la misma.

Art. 27. Son funciones del Gerente General: A) Presidir la Asamblea General de Socios, cuando éste sea so­cio de la compañía; 8) Asesorar a la Sociedad, a sus organismos y directivos; y C) Las que le corresponden en virtud de los estatutos de la Sociedad.

Art. 28. Son funciones del Gerente Administrativo: A) Ejecutar de acuerdo con el Gerente General, las deter­minaciones de la Asamblea General de socios; B) Atender todo lo relacionado con la importación y exportación de mercancías; C) Cuidar de la recaudación e inversión de los fondos de la Compañía; D) Nombrar los emplea­dos de la Sociedad y removerlos, salvo los que correspondan a la Asamblea General; E) Presentar a la Asam­blea General Ordinaria, por conducto de la Junta Directiva, los informes de cada ejercicio; F) Velar porque todos los empleados subalternos de la sociedad desarrollen cumplidamente sus deberes como también suspender o remover los mismos, obrando sobre el particular en consonancia con el Gerente General y el Gerente de Ven­tas; y G) Cumplir las demás funciones que le señalen la Asamblea General de Socios o la Junta Directiva o el Gerente General.

Art. 29. Son atribuciones del Gerente de Ventas: A) Promover las ventas de las mercancías de la Sociedad procurando su permanente incremento; B) Vigilar el recaudo de cartera para que los pagos se verifiquen dentro de los plazos estipulados; C) Procurar que las Casas de Representación de la Sociedad cumplan a su cabalidad con sus deberes para cuyo efecto quedan sometidas a su supervisión inmediata; y D) Cumplir con las demás funciones que les sean señaladas por la Asamblea General de Socios, la Junta Directiva y el Gerente General.

Capítulo Séptimo

BALANCES Y DISTRIBUCIÓN DE UTILIDADES Y PÉRDIDAS

Art. 30. Cada año, el treinta y uno (31 ) de diciembre, se verificarán el inventario y balance general de los ne­gocios, fecha en la cual se tomará razón para ver lo que corresponda a cada socio como utilidades de capital o de industria, pero ellas sólo podrán ser repartidas en cumplimiento a lo que resuelva la Asamblea General o la Junta Directiva. A fin de cada mes se hará el Balance de Prueba de los libros de la sociedad y además se verifi­carán Balances Generales cada vez que lo ordene la JUNTA DIRECTIVA.

Art. 31. De común acuerdo los socios podrán disponer que la totalidad o parte de las utilidades de uno cual­quiera de los socios se capitalice a favor de éste llevando a la cuenta de capital del socio respectivo la suma que capitalizó a cuyo efecto bastará, para los socios y las sociedad, la anotación en los libros sociales, sin perjuicios de las formalidades que para terceros señala la ley.

Art. 32. Las utilidades que en cada ejercicio obtenga la sociedad, se distribuirán así; Veinte por ciento (20%) para el capital y ochenta por ciento (80%) para la industria. El veinte por ciento (20%) del total de las utilidades, que corresponden al capital, se distribuirá entre los socios en proporción a sus aportes. Las utilidades de industria, es decir, el ochenta por ciento (80%) de la utilidad total de la sociedad se distribuirá así: para el socio …… el Cuarenta por ciento (40%), para el socio ….. el Veinte por ciento (20%), para el socio ….. el Veinte por ciento (20%).

Art. 33. Las pérdidas se repartirán entre todos los socios, a prorrata del capital que cada uno de ellos repre­sente.

Art. 34. Todos los socios están obligados a trabajar en favor de la sociedad. La distribución de utilidades de industria se ha fijado en proporción a los servicios personales que cada socio preste en beneficio de la sociedad.

Art. 35. En base de este contrato social el que ninguno de los socios está obligado a prestar sus servicios personales a la sociedad ininterrumpidamente durante todas las horas laborales del día. En consecuencia el socio que preste su actividad personal a la Sociedad por más de seis (6) horas diarias tendrá derecho a que la Asam­blea General de Socios le fije una remuneración, que no se imputará a su participación por concepto de utilida­des de industria. Este evento entre la Asamblea General de Socios, por conducto de su Presidente, y el socio trabajador, se celebrará un Contrato de Trabajo en el que conste el mínimo de tiempo que el socio trabajador o empleado debe dedicar a la sociedad.

Capítulo Octavo

CESIONES DE DERECHO O PARTES DE INTERÉS SOCIAL

Art. 36. Ninguno de los socios podrá enajenar el todo o parte del interés social a extraños sin el consentimien­to expreso de la Asamblea General de Socios, manifestado por lo menos con el voto favorable de los socios que representen el setenta y cinco por ciento (75%) del capital social.

Art. 37. En igualdad de condiciones tendrán derecho de preferencia para la adquisición de los derechos o inte­reses sociales en venta, la sociedad o cualquiera de los socios.

Capítulo Noveno

DISOLUCION Y LIOUIDACIÓN

Art. 38. La sociedad se disolverá: A) Por la expiración del término fijado para su duración si no hubiere sido prorrogado oportunamente; B) Porque las pérdidas agoten el fondo o fondos de reserva y a la vez alcance a disminuir el capital social en un cincuenta por ciento (50%) o más; C) Por resolverlo así la Asamblea General de Socios de acuerdo con los requisitos exigidos en estos estatutos; y D) Por cualesquiera otra causal legal.

Art. 39. Disuelta la sociedad se procederá a su liquidación en la forma indicada en la letra K) del Artículo 14 de los presentes estatutos. Con el voto afirmativo de los socios que representen por lo menos el setenta y cinco por ciento (75%) del capital se podrá proceder para el pago de aportes y utilidades y una vez pagado todo el pasivo exterior, a la adjudicación de los bienes raíces y muebles de la sociedad por el valor y en la forma que decida la Asamblea General.

Capítulo Décimo

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 40. Corresponde a la Junta Directiva autorizar y determinar las sumas que los socios pueden retirar, con cargo a sus utilidades de industria, para sus gastos particulares.

Art. 41. La muerte de uno o más de los socios no disuelve la sociedad, que continuará con los herederos del socio o socios difuntos. En caso de muerte de uno de los socios, sus herederos estarán obligados a designar una sola persona para que los represente ante la sociedad, con las amplias facultades.

PARÁGRAFO. Cuando al morir un socio, cualquiera de los sobrevivientes o los Representantes del difunto no desearen continuar en sociedad, los socios restantes podrán pagar al renunciante su interés social y continuar la sociedad el pleno. Para este efecto se entenderá por interés social lo que conforme a los libros sociales corres­ponda por capital, fondos de reserva y utilidades liquidadas dentro de los tres (3) meses siguientes a la fecha del fallecimiento.

Art. 42. La Sociedad no podrá constituirse garante de obligaciones ajenas ni caucionar con los bienes sociales obligaciones distintas de las suyas propias, salvo que de ello reportare algún beneficio, lo cual corresponde decidir a la Junta Directiva. .

Art. 43. Es absolutamente prohibido a los socios garantizar el cumplimiento de obligaciones ajenas en que no tenga interés directo la compañía, como también girar o aceptar cheques, letras, pagarés, etc., en blanco o con fecha posdata.

Art. 44. Las diferencias que ocurrieren a los socios entre sí o a estos con la sociedad, por razón de su carácter de tales durante la existencia de la Sociedad o al tiempo de su disolución o en el período de la liquidación, se someterán obligatoriamente a la decisión inapelable de tres (3) compromisarios designados de común acuerdo por las partes. Si no hubiere acuerdo de las partes los compromisarios deberán ser designados por la Cámara de Comercio de la ciudad de ….., a petición de parte interesada. Se entiende por parte, la persona o grupo de personas que sostengan una misma pretensión. Los compromisarios fallarán por mayoría de votos y ejercerán sus funciones de conformidad con la ley. Se entenderá que no hubo acuerdo si no se hiciera la designación de compromisarios por una de las partes dentro de los ….. (..) días siguientes en que sea requerida para ese efecto, o los compromisarios no se pusieren de acuerdo para el nombramiento de terceros dentro del mismo plazo contado desde el día en que se designe el último de ellos.

Art. 45. Expresamente la sociedad y/o los socios se hacen solidariamente responsables de las obligaciones a cargo del socio ….. y que éste hubiese contraído con terceros, siempre y cuando que dichas obligaciones no sean posteriores a la fecha de la escritura de constitución de la Compañía. Así mismo, la sociedad se subroga en los derechos adquiridos por el socio ….. en idénticas circunstancias.

Art. 46. Desde ahora los socios constituyentes confieren a cualquiera de los Gerentes la más amplia autoriza­ción para que en nombre y representación de ellos acepte y suscriba la escritura pública por medio de la cual se admita como socio, y se aumente el capital en los aportes correspondientes si fuere el caso, a los menores ….

.. y ….., inmediatamente los mencionados menores tengan capacidad legal para ser socios y manifiesten su interés en formar parte de la Sociedad. Esta facultad comprende también la de aceptar la cesión de derechos o partes de interés social a favor de los mencionados menores.

Art. 47. El socio ….. será el Gerente General de la Sociedad por todo el tiempo que dure la compañía. En caso de falta absoluta de éste, hará sus veces la persona que designe la Asamblea General de Socios para períodos de dos años contados a partir de su elección, pudiendo ser reelegido indefinidamente.

Art. 48. El Gerente Administrativo y el Gerente de Ventas serán nombrados por la Asamblea General de So­cios para períodos de dos años, contados a partir del ….. de ….. del año en curso, pero podrán ser reelegidos indefinidamente.

Art. 49. Para el periodo que ya se inició, hácense los siguientes nombramientos: Gerente Administrativo el so­cio ….. y el Gerente de Ventas, el socio …..

Art. 50. Los miembros de la Junta Directiva se elegirán para períodos de dos años, contados a partir del …. de ….. del año en curso, y podrán ser reelegidos indefinidamente. Para el período que ya se inició hácese la siguiente elección de miembros de la Junta Directiva:

Como principales: ….. Como suplentes personales, en su orden: …..

Art. 51. Mientras la Asamblea General de Socios no haga nuevos nombramientos, continuarán en ejercicio de sus cargos el Gerente General, el Gerente Administrativo y el Gerente de Ventas y los Miembros de la Junta Directiva.

Capítulo undécimo

PAGO DE APORTE EN ESPECIES

Art. 52. El socio ….., cubre su aporte, que es de ….. MILLONES DE PESOS ($…..) moneda corriente, enajenando como en efecto enajena por medio del presente documento, en favor de la sociedad, el siguiente bien: ……

El socio ….. declara que no tiene enajenado a otra persona, en forma alguna el referido bien, el cual se halla libre de gravamen, como hipoteca, censo, embargo, registro por demanda civil, condiciones resolutorias, patrimonio de familia no embargables, anticresis, arrendamiento por escritura pública etc., pero que la enajenación la hace con los usos costumbres, servidumbres activas o pasivas que tenga legalmente constituidas, y que en los casos de ley se obliga a salir al saneamiento del inmueble que enajena a favor de la sociedad, bien sea por evicción o por vicios redhibitorios. Este inmueble se aporta por la suma de … MILLONES DE PESOS ($……), valor éste que ha sido fijado de común acuerdo con todos los socios. Con la enajenación del referido bien el socio ….. ha cubierto sus derechos o partes de interés social por valor de ….. MILLONES DE PESOS ($…..). Los socios se hacen solidariamente responsables al valor dado, tanto individual como conjuntamente, al bien que aportó el socio ….., para cubrir sus derechos o partes de interés social, bien éste que la sociedad declara recibida a entera satisfacción suya y de los socios.


Información Adicional 

[hidepost=0]

(1) El articulo 98 del Código de Comercio señala que la sociedad es un contrato donde dos o más personas se obligan a hacer un aporte en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero, con el fin de repartirse en sí las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social. Sin embar­go la consideración de la sociedad como contrato no es general La doctrina y la jurisprudencia se han dividido en tomo a este aspecto. La naturaleza del contrato de sociedad se considera hoy día desde tres puntos de vista: como contra e, como acto complejo y como acto  constitutivo.

  1. Es un contrato nominado.

En este grupo los contratos son nominados e innominados Los nominados son aquellos que la ley les da un nombre teniendo en cuenta el acto que se realice mediante ellos. Los contratos innominados son los que no regula la ley o no los define expresamente. El contrato de sociedad es el clásico ejemplo de los contratos nominados. La ley se refiere a él expresamente, lo regula y lo define, no solamente de manera general, sino particular, para cada tipo de sociedad.

P no solo es una característica general. La denominación  de la sociedad tipo es obligatoria señalarla en todo el contrato social Así en el contra­to se especificará si la sociedad es limitada en comandita :anónima o colectiva. Tal es ~ interpretación que se deriva del artículo 110 numeral 20, cuando se preceptúa que en la escritura pública constitutiva de: contrato social se debe expresar la clase de sociedad que se constituye y el nombre de la misma, formando como se dispone en relación a uno de las tipos de sociedad que regula el código de Comercio.

La sociedad es un contrato en donde dos o más personas se obligan a hacer un aporte en dinero en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero con el fin de repartirse entre sí las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social. Tal denominación se la ha dado el artículo 98 del Código de comercio. La sociedad mercantil es todo un contrato, en donde existe acuerdo de voluntades de los asociadas, acuerdo sobre un objeto determinado el cual no es otro que la actividad a la cual se va a ocupar la empresa social. Las partes contratantes se Llaman socios quienes adquieren ,dicha calidad con el aporte que deben hacer al ente que crean, aporte que puede ser en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero.

La declaración de voluntad es manifestación humana dirigida a la producción de efectos jurídicos es exteriorización de la conducta de los hombres. La declaración en materia de sociedades tiende a  dar acuerdos sobre el nombre de la empresa o razón social el tipo o clase de sociedad, el domicilio de la misma su objeto social, el capital en la compañía y la distribución de los aportes entre cada uno de los socios la forma de administración de los negocios sociales las épocas de reunión las fechas en que se harán los inventarios y balances la forma como han de distribuirse las utilidades y beneficios del ejercicio social las reservas extraoficiales la duración de la sociedad y las causales de la disolución anticipada la forma de hacer la liquidación la manera como se dirimirán  las diferencias y conflictos, la designación de los representantes legales, así como las facultades que tendrán estos y los revisores fiscales.

  1. Es plurilateral

De acuerdo al número de personas que intervienen en un contrato éste puede ser unilateral bilateral o plurilateral pero la clasificación tiene relación igualmente con la reciprocidad no de las prestaciones. es unilateral un contrato cuándo una de las partes se obliga para con otra que no contrae obligación alguna y es bilateral cuando las partes contratantes se obligan recíprocamente En los contratos plurilaterales pueden intervenir más de dos personas. En los contratos plurilaterales, que son la mayoría de los conocidos las prestaciones no guar­dan reciprocidad en tanto que todas ellas se dirigen a la realización de un objeto común es decir cada parte adquiere derechos y obligacio­nes con respecto de otra parte sino de todas las demás. Es del contrato de sociedad la participación de varias personas, de varios asociados.

Es de advertir que en nuestra regulación se permite la constitución de la sociedad unipersonal, pero tal circunstancia no desvirtúa el ca­rácter plurilateral del contrato de sociedad.

  1. Es solemne

Los contratos pueden ser consensuales solemnes y reales. Es real cuando se necesita la tradición de la cosa a que se refiere es solem­ne cuando está sujeto a la observancia de ciertas formalidades especiales, de manera que sin ellas no produce efecto alguno. El contrato es consensual cuando se perfecciona por el solo consentimiento de las partes contratantes.

Empero en materia de sociedades es bueno diferenciar dos etapas el lado constitutivo del contrato social y el contrato mismo dirigido a obte­ner personalidad jurídica. La sociedad nace del acuerdo de los asociados se perfecciona con el solo consentimiento de estos En este aspecto no se exige sino que las partes emitan una declaración de voluntad respecto de las cláusulas contractuales y nada más. Generalmente las sociedades nacen de documentos privados que son sus estatutos o reglamentos que luego toman formas solemnes pero el querer el compro­miso las obligaciones y derechos de las partes ya estaban adquiridas con la suscripción del documento privado. El requisito de elevar a escritura pública el contrato de sociedad tiene repercusiones es para el surgimiento de la personería jurídica pero no para el nacimiento de la sociedad. Nos parece apenas única la apreciación de José Ignacio Narváez García cuando señala sobre el particular: “Las formalidades suelen no perte­necer a la esencia de los negocios jurídicos; pero la ley siempre señala expresamente los efectos de su inobservancia. Y comúnmente se entien­de que una formalidad reviste el carácter de ad sustancian actus cuando a ley no reconoce efecto alguno del acto desprovisto de la misma.

Pues bien: el contrato del cual nace la sociedad no está sujeto a formalidades especiales de las que dependa la generación de sus efec­tos. Por el contrato es consensual puesto que se perfecciona por el solo consentimiento de los asociados (art. 1500 del Código Civil). Y es claro que si el contrato ostentara la calidad de solemne en el sentido de que, siempre tuviera que formalizarse por medio de instrumento público la omisión de éste implicaría que el acto constitutivo no produciría ningún efecto según el artículo 1500 del Código Civil aplicable a la contratación mercantil por convicción del artículo 822 del Código de Comercio, porque esa es la consecuencia de omitir la formalidad especial de un contrato solemne o seria inexistente al tenor del segundo inciso del articulo 898 de este último ordenamiento por celebrarse sin la formalidad sustancial exigida para su formación.

En cambio para que la sociedad nacida del contrato sea jurídica, sí es indispensable la escritura pública. Ciertamente si se armonizan el segundo inciso del articulo 98 del Código de Comercio según el cual “la sociedad una vez constituida legalmente forma una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados” con la exigencia legal de que la sociedad comercial se constituya por escritura pública es indudable que se hace referencia no al contrato sino a la persona juñidita pues para el surgimiento de ésta el instrumento público es una formalidad sustancial, conforme a las disposiciones contenidas en los artículos 498 y 499 del Código de Comercio.

En verdad el artículo 1o del citado Código comienza por ordenar de modo imperativo: “la sociedad comercial se constituye por escritura pública. .”. Así mismo el artículo 498 ibídem dispone “La sociedad comercial será de hecho cuando no se constituya por escritura pública” . Y el artículo 499 ejusdem aclara: “La sociedad de hecho no es persona jurídica”.

A la luz de estos preceptos aparecen con nitidez tres nociones distintas: contrato sociedad y personalidad jurídica.

Ésta no surge si se omite la escritura pública pero tal omisión no invalida el contrato ni la formación de la sociedad. Y si es de hecho presu­pone un contrato regulado por la ley al punto que de conformidad con el artículo 503 del Código de Comercio “la administración de la empresa social se hará como acuerden válidamente los asociados sin perjuicio de que al tenor de lo dispuesto en el articulo 501 ibídem todos los asocia­dos respondan solidaria e ilimitadamente por las operaciones celebradas y que se consideren no escritas las estipulaciones tendentes a limitar esta responsabilidad. En otras palabras la ley reconoce efectos al lado constitutivo aunque no conste en instrumento público y la existencia de la sociedad que así se configura se demuestra por cualquiera de los medios admitidos en la ley (art 498). Además, la ley faculta a los terceros para hacer valer sus derechos y cumplir sus obligaciones con todos los asociados de hecho o con cualquiera de ellos al propio tiempo impide a tales terceros alegar como acción o como excepción que la sociedad es de hecho para exonerarse del cumplimiento de sus obligaciones o invocar la nulidad del acto constitutivo o de sus reformas (Arts 501 y 502) los bienes destinados al desarrollo del objeto social están especialmente afectos al pago de las obligaciones contraídas en interés de la sociedad de hecho (art. 504) y cada uno de los asociados tiene acción para pedir en cualquier tiempo que se proceda a la liquidación y se le cubra su participación en ella.

De manera que la escritura pública no es una formalidad o requisito de existencia del contrato ni de la sociedad. Si por ejemplo, los aso­ciados convienen en hacer constar sus estipulaciones en documento privado habrá un negocio jurídico y surgirá una sociedad de hecho. susceptibles uno y otra de ser comprobados por cualquier medio probatorio reconocido en la ley.

Y demostrada su existencia ninguno de los socios puede excusarse de cumplir las obligaciones contraídas con terceros, ni a estos les es permitido sustraerse al cumplimiento de sus obligaciones para con los asociados de hecho r virtud de la solidaridad pasiva y activa que para los socios apareja esta figura asociativa en razón de no ser persona jurídica. En verdad en él marco legal de la sociedad de hecho el anteceden­te necesario es siempre un contrato cuya válida celebración requiere que aparezcan exentos de varios los elementos esenciales (capacidad consentimiento objeto y causa Ilícitos). Y aunque sus efectos sean exclusivamente inter-partes se configura la sociedad a pesar de omitir el instrumento notaria. Es decir, la pretermisión de éste no excluye la existencia del negocio jurídico ni de la sociedad que de él surge.

En las sociedades regulares e irregulares el enfoque es distinto porque en ellas la formalidad de la escritura pública es indispensable para que nazca la persona jurídica.

  1. Es oneroso

En materia mercantil la onerosidad es la razón de ser de los contratos. Es oneroso un contrato cuando tiene por objeto la utilidad de las partes contratantes gravándose cada una en beneficio de las otras, contrario al concepto de los contratos gratuitos, en donde sólo se presenta la utilidad de una de las partes, soportando el otro el gravamen.

La onerosidad en el contrato de sociedad hace referencia a los aportes que deben entregar los socios a la sociedad para adquirir la cali­dad de socios y poder participar en la empresa social. El aporte es la obligación que debe el socio a la sociedad la cuál es como se viene expresando de dar o hacer De dar, o sea entregar los aportes en dinero, créditos, cosas de género y cuerpos ciertos. De haber, traducido en aportes de industria o trabajo.

  1. Es principal

Los contratos pueden ser principales o accesorios. Es por lo primero cuando subsisten por si mismos sin necesidad de otra convención y es por lo segundó si tiene por objeto asegurar el cumplimiento de una obligación principal de manera que no pueda subsistir sin ella. ,El contrato de sociedad no requiere de otro acto jurídico para su conformación y subsistencia. Á veces trata de mirarse el contrato social como una institución separada de los estatutos sociales o lo que algunos autores Llaman “acto constitutivo”. En realidad la aprobación, discusión y conformación de los estatutos no pueden aislarse, no debe separarse del contrato mismo. La escritura pública sólo le otorga al documento contractual la calidad exigida por la ley para que la sociedad adquiera personería jurídica. El contrato social contiene los estatutos y en ultimas son estos los que se Llevan a la escritura pública. Entonces, no existe acto jurídico accesorio, sino que es eminentemente principal, en tanto que subsiste por sí mismo, sin depender de otra convención.

  1. Es de ejecución sucesiva

En este sentido los contratos serán de ejecución instantánea o sucesiva. En los instantáneos las obligaciones que de ellos surgen se cumplen total e inmediatamente. En los sucesivos las obligaciones se cumplen en un periodo determinado o indeterminado. El criterio ideal, en materia de sociedades es que las obligaciones propias del contrato se cumplieran total e inmediatamente. Y es que la obligación princi­pal cual es el pago del aporte debe quedar cubierta entrada, cancelada al momento de la suscripción del contrato. Tiene que ser nece­sariamente así para que la sociedad pueda desarrollar su objeto social y cumplir cabalmente con sus obligaciones. Sin embargo, la ley sólo obliga a los asociados a entregar sus aportes en el lugar, forma y época estipulados.

La sociedad como contrato es de ejecución sucesiva en la medida que desarrolla su objeto social de manera permanente. Y aunque las obligaciones derivadas del contrato social se cumplen de inmediato, el Código de Comercio, solamente preceptúa para la sociedad de responsabilidad limitada la obligación del pago integro del capital social al constituirse la sociedad. Pero no se trata de examinar el carácter por el cumplimiento íntegro de esta obligación Sabemos que el contrato es ley para las partes y en ese sentido se respeta. La ejecución se mira desde el punto de vista de lo estipulado, de lo acordado. así las prestaciones se cumplen conforme a lo convenido en el contrato social y sólo desde el momento exigido se predica tal carácter. Otra cosa es que si las partes guardan silencio al respecto, corresponde a la ley obrar de manera supletiva para llenar los vacíos dejados por los asociados. El caso de la sociedad de responsabilidad limitada es imperativo y constituye una excepción a lo afirmado, en tanto que no se deja a los asociados en libertad para determinar la forma como se pagan los aportes, sino que lo señala expresa y tajantemente, teniendo en cuenta el tipo particular de sociedad.

Así por el desarrollo del objeto social el contrato es de ejecución sucesiva y por las obligaciones de las partes es instantánea. 7. Es de libre discusión

Los contratos pueden ser de libre discusión y de adhesión. En los primeros las partes discuten libremente las condiciones contractuales. En los segundos una de las partes impone las condiciones a la otra la cual acepta sin discusión alguna. El contrato de sociedad es por naturaleza de libre discusión. En pocos contratos se presenta una manifestación tan libre para la discusión de los avances formas, condiciones del lado que se constituye como en el de sociedad. Allí los asociados consientes se ponen de acuerdo hasta en los aspectos mínimos del ente que van a apelar sobre el capital sus aportes la razón social su objeto la dirección y la administración, la duración, etc. En este proceso constitutivo las partes contratantes tienen oportunidad de discusión libremente sin presiones ,sin injerencias, sin sometimientos, sin adhesiones, las cláusulas que regirán la empresa social. Y debe ser así porque en el contrato de sociedad incluye un elemento psicológico característico de esta forma contractual: el animus societatis, es decir, la intención o el propósito de colaboración de los asociados en el ente que se crea.

Podría afirmarse que el contrato social pierde su carácter de libre discusión para tornarse por adhesión una vez que se ha constituido, respecto de los nuevos socios Es cierto que la libre discusión se presenta cuando el contrato se constituye especialmente en lo atinente a los socios fundadores sin embargo no debe olvidarse que los nuevos socios entran a formar parte del contrato porque esa es su voluntad porque aceptan sin condiciones las estipulaciones contractuales. Además los nuevos socios pueden impulsar las reformas que a bien tengan y en ellos discuten libremente su nuevo contenido. El poder de los socios es decisorio y desde este punto de vista se aprecia al contrato de sociedad como de libre discusión.

  1. Es conmutativo y aleatorio

Un contrato es conmutativo cuando cada una de las partes se obliga a dar o hacer una cosa que se mira como equivalente a lo que la otra debe dar o hacer a su vez. Es aleatorio un contrato si el equivalente consiste en una contingencia incierta de ganancia o pérdida. 0 como lo dijo la Corte Suprema de Justicia, a través de su Sala de Casación Civil en sentencia del 10. de junio de 1952 “lo que caracteriza el contrato conmutativo es que las prestaciones a que da nacimiento se conocen ciertamente desde el momento mismo de su celebración: cada parte sabe o está en capacidad de saber en ese instante el gravamen que se impone en beneficio de la otra y lo que recibe en cambio y de determinar, en consecuencia la utilidad o la pérdida que el contrato le reporta. En el aleatorio ocurre precisamente lo contrario pues los contratantes no pueden prever en el momento de su celebración el alcance de sus prestaciones o la ganancia o la pérdida que derivan del contrato, puesto que ellas están subordinadas o dependen de una contingencia incierta”.

El carácter conmutativo o aleatorio, propio de los contratos onerosos, se presenta en el contrato de sociedad dependiendo del tipo o forma que se trate. En alct -iales los socios conocen cierta y determinadamente las prestaciones derivadas del contrato pero en otras este alcance es incierto, indeterminado. Así en las sociedades de responsabilidad limitada y en las anónimas los socios conocen a ciencia cierta el alcance de las prestaciones derivadas del contrato, porque ellos responden hasta el monto de sus respectivos aportes Lo mismo sucede con los socios comanditarios en las sociedades en comandita. En las sociedades colectivas y los socios gestores en las en comandita, las partes no conocen el alcance de las prestaciones, el cual es incierto, indeterminado, porque allí los socios responden solidaria e ilimitadamente.

(2) La colectiva es una forma contractual de sociedad de carácter personalista, en la que los asociados se obligan a responder de manera solidaria e ilimitada frente a las operaciones sociales. Este tipo de empresa se caracteriza entre otras, por los siguientes aspectos:

a.- Está identificada por una razón social integrada por el nombre completo o el apellido de alguno o algunos de los socios seguido con las expresiones “y compañía”, “hermanos”, “e hijos”, o expresiones similares de no incluirse los nombres completos o apellidos de lodos los asociados. De todos modos, no se puede incluir el nombre de persona extraña en la razón social.

b.- La sociedad colectiva se constituye minimamente con un número de dos asociados, siendo ilimitado en cuanto a su número máximo. c: La colectiva es una sociedad intudu personae. Determinada así la fisonomía jurídica de la sociedad colectiva puede ser calificada como la so­ciedad de personas  por excelencia, porque lo señala Gabino Pinzón, aunque constituye una persona jurídica distinta de los socios individual­mente considerados como cualquiera otra de las formas o especies de sociedad  los asociados están juridicamente presentes ante terceros durante toda la existenci de la sociedad y siguen  estandolo después de determinada la empresa, hasta cuando se extingan todas las obligaciones

provenientes de su desarrollo y porque su responsabilidad no solamente es solidaria ante terceros los vincula  a todos por igual entre sí y con la persona jurídica, sino que es una responsabilidad ilimitada y, como tal cubre cualquier deficit de los activos sociales. Esto constituye un factor de seguridad que estimula  y justifica la confianaza  de los terceros ,por cuanto la solvencia de los asociados robustece o acrecienta las posibilidad de credito de  La sociedad pues que el fondo social formado con los aportes no constituye  como en las sociedades de capitales la única prenda comun de los acreedores sociales. Modalidad no se desvirtúa con el carácter meramente subsidiario de la responsabilidad de los socios que constituye violación importante en el nuevo Código de Comercio, a tono con leyes modernas como la italiana de 1942 y la francesa de 1966 y que resulta lógico dentro del sistema de la personificación jurídica de la sociedad que la hace titular de “patrimonio distinto del de los socios y del cual forman parte activos que están destinados  exclusivamente a los negocios propios del objeto social.

Este sistema de la sociedad colectiva es el que explica y, mide a un mismo tiempo,  el intuitus personae propio de esta forma de asociación que domina desde la formación de la sociedad hasta su terminación y no solamente entre los socios, sino también en el orden externo o frente a terceros. Y por esta reafirmación de la persona de los asociados es por lo que estos ocupan una posición predominante a todo lo largo de la vida y de la actividad­ de la compañía. Por eso la colaboración implícita es la afectio societatis es más activa y mas intuitus personae en la forma colectiva de una sociedad que en cualquiera otra de la formas de sociedad. Por lo cual hablar de esta especie de compañía es en cierta forma hablar ante todo de sus socios pues estos responden por lo negocios sociales; ponen su nombre para la formación  del nombre de la sociedad y son por derecho propio gestores de los negocios sociales; están sujetos a ciertas restricciones o reglas de conducta inspiradas en la idea de proteger el intuitu personae qué caracteriza la sociedad y la mayor colaboración que corresponde en ella a los asociados, etc.”.

d: De la sociedad colectiva pueden hacer parte tanto las personas naturales como las jurídicas. En este sentido cualquier sociedad mercantil podrá formar parte, siempre que así lo decida la asamblea o junta de socios, requiriéndose el voto unánime de los asociados.

e.- La administración de la sociedad corresponde a todos y cada uno de los socios, pero estos pueden delegar en sus consocios o en extraños la gestión de los negocios sociales.

f.-AI igual que el resto de sociedades debe constituirse por escritura pública, inscribiendo copia de la misma en el registro mercantil de la Cámara de Comercio con jurisdicción al domicilio social.

g: Los aportes que hacen los socios pueden serlo de manera general, es decir en dinero, especie o trabajo. 5in embargo la entrega de los aportes no es indispensable hacerla al momento de la construcción de la empresa. Es necesario simplemente la promesa a aportar. Empero, es bueno que se dé cumplimiento a lo estipulado en el contrato respecto de la cancelación de aportes.

h.- En la sociedad colectiva el capital se divide en partes de interés y generalmente son de igual valor nominal pero puede existir distinto valor entre cada parte. Lo cierto es que cada socio tiene derecho a un voto por parte de interés que posea en la compañía.

i.- El interés social de cada socio puede ser objeto de embargo, podrá darse en prenda mediante la extensión del documento público 0 privado, respectivo El interés social también puede cederse y la cesión implica reforma del contrato social En materia de cesión debe aclararse que el cedente no quede liberado de su responsabilidad por obligaciones anteriores, sino transcurrido un año desde la fecha de inscripción de la cesión

j: En reuniones de Junta de socios las decisiones se toman de acuerdo a lo estipulado en los estatutos y a falta de estipulación se apli­can los principios de las mayorías para deliberar y decidir cualquiera que sea el aporte. Algunas decisiones requieren unanimidad tales como la transferencia de parles de interés, el ingreso de nuevos socios, reformas estatutarias, enajenación de la totalidad o de la mayor parte de los activos sociales.

k.- Cualquier socio puede oponerse a alguna operación social, evento en el cual debe citarse a junta de socios para que decida por mayoría de votos sobre el negocio proyectado.

I: Las utilidades se distribuyen conforme lo establecen los estatutos, o en su defecto, la distribución se hace en proporción a los aportes pagados. m.- Los administradores o representantes usarán la razón social de acuerdo a las facultades y autorizaciones estatutarias; de lo contrario solamente comprometen su responsabilidad personal.

n: La razón social de las sociedades colectivas no forman parte de los establecimientos de comercio de la sociedad y por lo Tanto su enajenación sólo es factible con la aceptación de los socios cuyos nombres o apellidos figuren en la misma, pues estos siguen respondiendo ante terceros.

ñ.- La sociedad colectiva puede disolverse por las causales generales, señaladas en el artículo 218 del Código de Comercio y además por muerte de alguno de los socios por la incapacidad que sobrevenga a alguno de los asociados por declaración de quiebra dé un socio, por enajenación forzada del interés de alguno de los socios en favor de un extraño y por renuncia o retiro de algún socio.[/hidepost]