Administrativo Civil Comercial Familia Constitucional Laboral Penal Notarial Academico
in Comercial - 13 May, 2015
by josebula - no comments
Transformación de sociedad

Transformación de sociedad

a- Modelo de acta que autoriza la transformación

ACTA No. …

En la ciudad de …… ., siendo las ….. (..) de la mañana, del día ….. (..) de ….. de …. se reunieron en la sede social de la compañía “….. ……..” todos los socios que la componen, previa citación hecha por el señor gerente, con el objeto de tratar lo relacionado con la transformación de la sociedad(14).

La reunión de la junta de socios se Llevó a cabo con el siguiente orden del día

1) Llamada a lista.

2) Verificación del quórum.

3) Proposiciones del gerente.

4) Aprobación de la transformación de la sociedad.

5) Autorizaciones al gerente

Presidió el socio señor …., y fue secretario el socio ………

Acto seguido el señor presidente concedió la palabra al señor gerente de la compañía quien manifestó a los concurrentes:

1- Que la sociedad ha suscrito algunos precontratos con tas compañías …… y ………

2- Que en desarrollo de los mismos la sociedad se comprometió a transformarse de sociedad colectiva a so­ciedad de responsabilidad limitada.

3- Que en la elaboración de los citados precontratos estuvieron de acuerdo todos los socios. 4- Por lo tanto pone a consideración de los socios la transformación de la sociedad.

La presidencia decretó un receso de una hora para deliberar.

Reanudada la sesión, se aprobó por unanimidad la transformación de la sociedad de nombre colectivo a la de una sociedad de responsabilidad limitada, conservando el nombre madre adicionado con la palabra “LTDA.”, facultando al señor gerente de la compañía para hacer todas las diligencias necesarias a fin de obtener la trans­formación aquí aprobada.

Siendo las ….. (…), se dio por terminada la reunión, una vez leída y aprobada esta acta en todas y cada una de sus partes.

EL PRESIDENTE            EL SECRETARIO

…………………….              ………………………..

b- Modelo de minuta de transformación de la sociedad

….. compareció el Señor ……. mayor y vecino de ….., identificado como aparece al pie de su correspondiente firma quien manifestó:

PRIMERO: Que obra en nombre y representación de la sociedad ……. de nombre colectivo, según certificado expedido por la Cámara de Comercio de ….. que se adjunta al presente instrumento.

SEGUNDO: Que por mandato de la junta ,de socios procede a reformar los estatutos sociales en el sentido de transformar la compañía que representa en una sociedad de responsabilidad limitada, decisión que se despren­de del Acta número …… de fecha ……….. la cual se agrega a este instrumento.

TERCERO: Que por escritura pública de fecha ……. de la Notaría ……. de ……, inscrito en el Registro Mercantil de la Cámara de Comercio de ….., bajo el número …….. de fecha …. ., se constituyó una sociedad colectiva denominada ……, de la cual son socios los Señores …. .. y …. … habiendo resuelto transformarla en sociedad de responsabilidad limitada, la que dejan por este acto bajo las siguientes pautas:

  1. a) El objeto social es continuar la explotación del ramo de …… …. su industrialización, derivados y anexos, así como la compra de materias primas y venta en general de ellas y de todo lo que él produzca.
  2. b) El asiento principal de la sociedad será en ….. pudiendo establecer sucursales o agentes en cualquier pun­to de la República.
  3. c) La sociedad girará bajo la denominación y firma social de “…… Limitada”.
  4. d) El capital social lo constituye la suma de ….. pesos ($……) por ……. cuotas de ……. pesos cada una, el que es suscrito y pagado íntegramente así: por el señor ……. o sea, ….. totalizando …. pesos con muebles y máqui­nas, y demás determinados en el inventario y – …… pesos en dinero efectivo. Por el señor…….. pesos o sea ….. en dinero efectivo. Por el señor ……. pesos, o sea …. cuotas, integrando …… pesos en instalaciones que resultan del referido balance, y …… pesos, o sea ….. cuotas, que integra: …. pesos con muebles, útiles y enseres determinados en el balance, y …… pesos o sea …… cuotas, en dinero efectivo. Y por el señor ….. ……. pesos o sea ….. cuotas, también en dinero efectivo. Los valores en dinero efectivo que complementan la integración de las cuotas se realiza en un ….. por ciento.
  5. e) La sociedad será administrada por un gerente que podrá ser o no socio y representará a la sociedad en todos los actos de su actividad y relación comercial. Se designa desde ya como gerente al señor ……. y como subgerente al señor ……

~ Las decisiones se tomarán por mayoría cuotas de capital y serán sentadas en el Libro de Actas.

EL COMPARECIENTE:                  REPRESENTANTE LEGAL

……………………….                           …………………………………

C.C.No…… de ………                      C.C.No…… de ………

L.M. No. ….. Distrito …….                       L.M. No. ….. Distrito …….


Información Adicional 

[hidepost=0]

Transformar es modificar, cambiar, tratar, dar otro sentido a un caso o fenómeno. La transformación de las sociedades consiste en el cambio de estructura que caracteriza a una empresa social, es darte otra modalidad distinta de la existente a efectos de adquirir diferente denominación, responsabilidad y organización. Por lo tanto la transformación no implica solamente un cambio de forma en la organización social, sino también un cambio en su contenido, porque generalmente varía la estructura sobre la cual descansa, y dentro de ella es posible que se modifique la responsabilidad de los asociados. En términos específicos, la transformación ocurre cuando un tipo determinado de sociedad adopta dentro de la estructura legal de los diversos grupos sociales una forma jurídica distinta de la que contenla anteriormente, pero esencialmente manteniendo los caracteres básicos de la sociedad transformada, pues normalmente se mantiene el objeto social para lo cual que creada lo cual no significa que no pueda ampliarlo o disminuirlo. Algunas cosas no varían, como los factores que se tuvieron en cuenta para conformarla la conservación del patrimonio y los compromisos adquiridos. La nueva forma social puede variar su capital social, pueden aumentarse o cambiarse los socios, en la medida que la empresa pretenda ampliarse o reducirse.

La transformación como fenómeno jurídico en la vida de las sociedades presenta características sobresalientes.

En primer lugar implica el cambio de cierto régimen jurídico, de tal manera que la antigua forma de organización resulta modificada hacia una diferente. En segundo término la transformación no conlleva el surgimiento de una nueva sociedad, ni mucho menos la sociedad que se transforma debe, por ese hecho, disolverse o liquidarse. Como consecuencia de esta afirmación, y siendo aspecto esencial a considerar, la persona jurídica continúa siendo la misma. Por lo tanto, con la transformación no se modifica la identidad ni la continuidad del ente moral como tal. En el fondo la persona jurídica sigue siendo la misma, simplemente adquiere una topología social diferente. En tercer lugar, la transformación es causal de reforma estatutaria, previa aprobación de las mayorías legales y estructurales exigidas en cada caso concreto. En cuarto punto, la transformación, vale decir, la solemnización de la reforma, debe producirse antes de la disolución de la sociedad trans­formada tal como lo indica el artículo 167, inciso primero del Código de Comercio.

La doctrina ha clasificado la transformación en tres modalidades a saber, simple, indirecta o directa. La primera forma es aquella en don­de no se produce una variación sustancial en los derechos y obligaciones de los socios, como cuando la sociedad en comandita siempre se transforma en colectiva, con motivo del retiro del socio comanditario. La segunda modalidad surge cuando sucede alguna modificación en la área del capital social, bien por aumento o por disminución, o porque se produzca aumento o disminución de socios. La transformación directa, por su parte, implica la adopción de otro tipo diferente de sociedad, pero sin variar el capital social.

Ahora las hipótesis de Transformación que ofrece la realidad son pocas, como que la colectiva puede transformarse en una sociedad en comandita simple, o en comandita por acciones o de responsabilidad limitada o en anónima.

Que la en comandita simple, a su turno, pueda adoptar cualquiera de esas otras formas, lo mismo la en comandita por acciones, la limita­da y la anónima. Transformaciones simples son aquellas que no producen variación especial en los derechos y obligaciones de los asocia­dos. Por ejemplo: una sociedad colectiva puede transformarse en comandita simple con la sola admisión de un socio comanditado. Así mismo, la comandita simple puede convertirse en colectiva mediante el retiro del socio comanditado. Otro ejemplo: la transformación de una comanditaria por acciones en una sociedad en comandita simple, o viceversa por que en ambos casos el gestor responde ilimitada y solidariamente con la sociedad por las obligaciones sociales mientras que los comanditarios, en una o en otra modalidad de comanditados solamente responde hasta el monto de sus respectivas aportaciones.

También se habla de transformación cuando se opera sin modificar el capital social, y consistente simplemente en adoptar estatutaria­mente el régimen de otra sociedad diferente. Ahora, al contrario, se habla de transformación indirecta, cuando implica modificación de la área del capital social, bien sea por aumento o por disminución de ese capital, y bien sea que haya o no, aumento o reducción de asociados.

Cierto es que en materia de transformación los asociados tienen libertad para determinar la nueva forma social que adquirirá la sociedad pero deben respetarse desde un principio los derechos que tienen los socios y en especial la opinión de la minoría. Para que no resulte del fenómeno transformativo un cambio demasiado brusco los asociados procurarán observar un régimen social que se ajuste a sus intereses y necesidades, pero también que sea viable a la transformación. Común y comente las sociedades se transforman según las siguientes tendencias: de anónimas a en comandita por acciones. de anónima a colectiva de anónima a de responsabilidad limitada, de anónima a en comandita simple, de colectiva a en comandita por acciones, de colectiva a de responsabilidad limitada, de colectiva a en comandita simple de colectiva a anónima. de responsabilidad limitada  en comandita por acciones, de responsabilidad limitada a colectiva, de responsabilidad limitada a anónima, de responsabilidad limitada a en comandita simple, de en comandita simple a colectiva de en comandita simple a anónima, de en comandita por acciones y de en comandita simple a de responsabilidad limitada. Para que estas mutaciones sean legalmen­te viables, dice Enrique Gaviria Gutiérrez, “siempre habrá que parangonar el tipo existente y el que se pretende adoptar en los aspectos que difieren y a veces definen los caracteres propios de cada sociedad como los siguientes: 1. La pluralidad de asociados; 2. t-a capacidad para ser socio, 3. La forma de pagar las aportaciones; 4. Si admiten razón social o denominación social; 5. La división del capital en partes de interés, cuotas o acciones; 6. Los órganos que son obligatorios y los simplemente facultativos; 7. Si la administración corresponde a todos los asociados, o a una categoría de ellos, la posible delegación de la misma, o la forma de intervención en el gobierno de la sociedad; 8. La transferencia de partes de interés, cuotas o acciones; 9. Las detracciones de utilidades que en algunas sociedades son obligatorias, verbi­gracia, la destinada a la reserva legal; 10. Las causales específicas que motivan la disolución en el respectivo tipo social; 11. La subsistencia de la sociedad cuando sobreviene un hecho extraordinario como la muerte, la quiebra o la incapacidad de un asociado; 12. La responsabili­dad que asumen los asociados por las operaciones sociales 13. Las cualidades morales los vínculos de amistad y la confianza reciproca de los asociados, que presuponen ciertas formas societarias; 14. los atributos personales de quienes van a administrar los negocios sociales; 15 Si conviene la vinculación de nuevos asociados con aportación de capital o de trabajo personal o colaboración técnica de alguno 0 algunos; 16. Si el patrimonio neto es excesivo para las actividades que en el porvenir acometerá la 5ociedad y conviene una disminución; 17. Si el aparato administrativo ha de simplificarse o por el contrario, debe ser ampliado; 18. En general, las demás modificaciones estatutarias ineludibles para acoplar la compañía al molde legal que se pretende adoptar.

La transformación de sociedades, que implica para las socios un riesgo ilimitado en colectivas y comanditadas respecto de los gestores en compañías de riesgo limitado (en comandita respecto de los comanditarios de responsabilidad limitada y anónima) exige tener en cuenta:

  1. No libera a los socios del carácter de garantes solidarios por las obligaciones contraídas antes de la transformación. 2. Los socios reabrían cuotas o acciones en proporción al valor de la parte de interés que cada uno de ellos posee.
  2. En las sociedades de deseo ilimitado los acreedores tienen como garantía no solo el patrimonio social sino los patrimonios de los so­cios colectivos. Por esa razón, la capacidad de crédito de tales sociedades no se mide por la cuantía de su capital, sino primordialmente por la solvencia económica de los mencionados socios.
  3. Los socios colectivos tienen el derecho-deber de administrar por sí o por conducto de delegados suyos Esta atribución no la tienen los comanditarios; puede ser atenuada en los estatutos de la sociedad de responsabilidad limitada y en la anónima prácticamente no existe, porque la participación en el gobierno de ella se ejerce únicamente el voto para elegir a la junta directiva y al representante legal.

En sentido inverso, una sociedad en la cual los socios corren el albur de un riesgo limitado al monto de sus aportaciones, podrá transformarse en cualquiera de las que implican un riesgo ilimitado sólo cuando medie la aprobación unánime, debido precisamente a que se altere el grado de responsabilidad y, por contera, se modifica la media de su colaboración por virtud del régimen de administración peculiar en ellas.

Como pautas adicionales pueden señalarse ésas:

  1. Si alguna de las cuotas o acciones o partes de interés han sido constituidas en prenda (o las acciones en anticresis) ese hecho no impide la transformación porque el acreedor no puede oponerse al ejercerá de una facultad que es de la compañía y no del asociado deudor.
  2. Cuando una sociedad de responsabilidad limitada cuyo capital se integró con aportes en especie pretende transformarse en anónima, es menester que aparezcan claramente especificados los aportes de cada socio y la estimación del valor que se haya atribuido a las especies.
  3. Siempre habrá que establecer la equivalencia de las acciones, cuotas o partes de interés que posee cada asociado, con las que tendrá en la sociedad transformada.
  4. Si una anónima se transforma en compañía de responsabilidad limitada el riesgo de los socios continúa siendo el mismo, a menos que se pacten una responsabilidad mayor o garantías suplementarias, raso en el cual se vería ampliada la responsabilidad y representación de la sociedad. Y no sería legalmente admisible si no se han pagado totalmente los aportes o si consisten en cr8ditos todavía insolutos”.

El proceso de transformación de una sociedad se ve sometido a varios requisitos de forma y fondo, sin los cuales no es posible predicar el fenómeno jurídico en referencia. Debe seguirse, por lo tanto, un procedimiento especifico que va desde la aprobación hasta la inscripción de la escritura de transformación en el registro mercantil.

El primer aspecto a considerar es la aprobación de la transformación de la sociedad por parte de los asociados. La asamblea general o la junta de socios como máximo o así mismo de dirección y administración, es la encargada de aprobar el proceso transformativo, indicando el tipo de sociedad en que se transformará, el aumento o disminución del capital social, y el permitir o no el acceso de nuevos socios. Obvia­mente su aprobación se somete a la legalidad de la asamblea o junta teniendo en cuenta los criterios relativos a convocatorias, quórum y mayorías. Vale la pena señalar que para la validez de la transformación es necesario que la sociedad reúna los requisitos exigidos por el Código de Comercio para la nueva forma de sociedad. En otras palabras, se supedita Ia validez de la transformación al hecho de que para la forma social que se adopte se cumplan todos los requisitos exigidos en la ley.

En este orden, si se pretende transformar una anónima en sociedad de responsabilidad limitada todo el capital suscrito ha de estar íntegramente pagado o cubrirse en el instante de solemnizar la transformación. Además, como para la nueva forma social la ley fija una plurali­dad máxima de socios, es obvio que si en la anónima hay más de veinticinco accionistas habrá que efectuar previamente las transferencias de acciones que sean necesarias para quedar dentro del límite máximo de socios instituido para la sociedad de responsabilidad limitada. 0 así por ejemplo, si se trata de transformar en anónima una sociedad de responsabilidad limitada con menos de cinco socios, es necesario completar esta pluralidad mínima de accionistas. 0 si la forma social que se anhela es en comandita, simple o por acciones, ante todo hay que acordar las personas que van a integrar las dos categorías de asociados que exige la ley a saber: la de los gestores o colectivos, que tienen vocación a administrar y responden ilimitada y solidariamente por las operaciones de la compañía; y la de los comanditarios, cuya responsabilidad se limita al monto de sus respectivos aportaciones y no tienen injerencia en la administración social.

No debe olvidarse que el quórum decisorio puede ser diverso de acuerdo a lo exigido por los estatutos o la ley Pero en esta materia de transformación social la ley s0lo regula dos modalidades para aprobación de la misma, la mayoría y la unanimidad. En cuanto a este punto, afirma Enrique Gaviria Gutiérrez, “deben distinguirse dos casos diferentes, a saber:

  1. Si la transformación impone a lodos los socios una responsabilidad mayor que la que temían bajo la forma social anterior, requerirá para su aprobación válida el consenso de todos ellos y no simplemente de quienes concurran a la respectiva reunión.

Este seria el caso de la transformación de una sociedad comercial, anónima, limitada o comanditaria, en colectiva.

Por lo tanto, si a la asamblea general de accionistas o junta de socios no asisten todos los asociados o si, aunque asistan, no se logra que voten a favor en forma unánime resultará  altamente imposible la transformación, por inexistencia de este quórum decisorio máximo, exigido imperativamente por el art. 168 del C. dé o.

Es pues, este uno de los muy escasos eventos en los que el Código ordena el voto unánime de los socios.

Pero no aclara dicho estatuto una situación diferente de la anterior en la que el acto de transformación no da lugar al incremento de la respon­sabilidad de todos los socios sino solamente de algunos de ellos, como cuando una compañía de responsabilidad limitada se transforma en comanditaria simple, asumiendo varios de los socios el carácter de gestores dentro de la nueva forma social, con el consiguiente aumento de su responsabilidad, pues en lo sucesivo quedarán vinculados personal y solidariamente a las obligaciones que contraiga la compañía.

Ante la ausencia de una solución legal expresa, la lógica permite concluir que en esta situación la transformación podrá ser aprobada por la mayoría que se indicará en el literal siguiente, pero a condición de que la decisión ser favorablemente votada por todos y cada uno de los socios que verán agravada su responsabilidad personal.

Por tanto si la transformación obtiene la mayoría exigida, pero dentro del grupo mayoritario no están todos los futuros socios gestores, será ineludible concluir que el acto no ha sido legalmente aprobado, por cuanto ninguna asamblea de accionistas o junta de socios puede imponer a algunos de ellos, sin contar con su aceptación, una agravación del régimen de su responsabilidad, aun cuando sea adoptada la decisión con la más abrumadora de las mayorías.

Juega aquí en consecuencia, papel importante el principio elemental de que ninguna persona puede exigirle a otra obligaciones adiciona­les a las pactadas, a no ser que cuente con el propio consentimiento de esta última.

Es algo similar a lo que dispone el art. 123 del C. de Co. en el sentido de que ningún asociado podrá ser obligado a aumentar su aporte, salvo cuando esta obligación se hubiere estipulado, con el consentimiento de aquél.

Es este un precepto aplicable al presente caso, que refuerza y complementa los argumentos precedentes, porque a9ravar la responsabi­lidad del socio equivale a incrementar su aporte, si este último se entiende en sentido lato como el conjunto de obligaciones que ha de cumplir el socio en beneficio de su compañía.

  1. Si la transformación no da lugar a una mayor responsabilidad de los socios, bastará que sea aprobada por la mayoría exigida para tal acto en los estatutos, y si estos guardan silencio se aplicarán las normas del Código de Comercio sobre mayorías necesarias para reformar los estatutos pues, bueno es advertirlo, en el caso de la transformación no exige el Código, a pesar de su particular importan­cia, un j quórum decisorio superior al establecido para las demás modificaciones estatutarias, con excepción del evento previsto en el literal a .

En vista de la trascendencia del acto de transformación y de los cambios que de ella se pueden derivar tanto en las prácticas de los socios entre sí como en las de estos con terceros, ha dispuesto el inciso segundo del articulo 168 del C. de Co. que en los casos en que baste una aprobación simplemente mayoritaria, los asociados disidentes o ausentes podrán ejercer el derecho de retirarse de la socie­dad.

Es esta una disposición de carácter muy excepcional, porque s0lo en poquísimos casos se le permite al socio romper unilateralmente el contrato de sociedad y reiterarse de ésta.

Pero el segundo inciso del art. 168 agrega al final que el retiro del socio ha de producirse “sin disminuir su responsabilidad frente a terceros”. Este precepto quiere decir que el asociado desvinculado de la compañía continuará ligado a las obligaciones contraídas por ella hasta la fecha de registro mercantil del acto de retiro.

y En qué términos ha de entenderse esta vinculación? De la siguiente manera: si el asociado tenia una responsabilidad personal, solidaria e ilimitada, no obstante su retiro podrá verse expuesto al pago de los compromisos anteriores, aun con sus propios recursos, es decir en exceso sobre el capital reembolsado; por el contrario, si quien se retiró tenía limitada su responsabilidad, aun cuando también continuará vinculado a las obligaciones sociales anteriores, lo estará sólo hasta concurrencia de lo que hubiere recibido a título de reembolso de su aporte”.

[/hidepost]